23 de agosto de 2018 07:15

Michael Cohen podría ser la punta del iceberg de Donald Trump

Michael Cohen, exabogado de Donald Trump, sale tras una audiencia el martes 21 de agosto de 2018, en la Corte Federal de los Estados Unidos, en Nueva York, Nueva York (EE.UU.). Cohen se declaró culpable de varios delitos, incluido el de violar las normas

Michael Cohen, exabogado de Donald Trump, sale tras una audiencia el martes 21 de agosto de 2018, en la Corte Federal de los Estados Unidos, en Nueva York, Nueva York (EE.UU.). Cohen se declaró culpable de varios delitos. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 7
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La transformación de Michael Cohen, de leal servidor de Donald Trump a ser considerado un traidor, revela lo determinado que está el exabogado del presidente en limitar su tiempo en prisión.

Durante más de una década, Cohen fue el abogado personal de Trump, con conocimiento de sus acuerdos multimillonarios y sus dos supuestas amantes secretas, cuyos relatos podrían haber saboteado la campaña electoral de su jefe en 2016.

Pero luego Cohen se abrió de Trump, y testificó bajo juramento ante un tribunal federal que el presidente le ordenó romper la ley de financiación de campañas políticas, mientras se declaraba culpable de fraude bancario e impositivo.

Trump negó públicamente haber hecho algo malo y se burló de su antiguo asesor. Una persona cercana al presidente lo describió como Michael “ The Rat ” (traidor) Cohen, dijo un periodista de CNN.

Entonces, ¿qué sigue?

Implicar al multimillonario comandante en jefe en un crimen federal fue una movida deslumbrante de su antiguo aliado, lo que indica una voluntad de cooperar con los fiscales y potencialmente reducir su pena de prisión, dicen los expertos.


¿Un activo para la pesquisa rusa?


En el sistema de justicia de Estados Unidos, aquellos que cooperan pueden reducir sustancialmente su pena. Cohen ya enfrenta de cuatro a cinco años tras las rejas.

Mitchell Epner, un ex fiscal federal devenido en abogado defensor de la firma Rottenberg Lipman Rich, explicó que entregar información sustancial podría reducir la pena a tan poco como libertad condicional.

“Creo que la pregunta más importante es si él (Cohen) dará un giro” y se convierte en parte de la investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016, dice Diane Marie Amann, profesora de derecho en la Universidad de Georgia.

“Eso parece muy probable”, añadió.

El abogado de Cohen, Lanny Davis, aseguró a CBS News que su cliente tenía información sobre los esfuerzos de manipulación electoral durante la campaña de 2016 que sería “de interés para el fiscal especial” Robert Mueller, que encabeza esa pesquisa.

“Hablar en público es una forma de entregar un mensaje a muchas personas diferentes sobre el posible daño que el señor Cohen puede causar al presidente y sus asociados”, dijo Amann a la AFP . “De cierta forma podría cambiar el clima político”.

El acuerdo de Cohen para declararse culpable no lo obliga a cooperar, pero tampoco excluye esa posibilidad. “ No tenía que implicar a nadie más ” , dijo Lisa Kern Griffin, profesora de derecho de la Universidad de Duke.

“Ciertamente sugiere un compromiso para cooperar”.

¿Qué mas tiene Cohen?


¿Por qué lo hizo?

Si Cohen hubiera ido a juicio, esperando un eventual indulto presidencial, le habría costado millones sin ningún indicio de que la Trump Organization pagase la cuenta.

La relación de Cohen con su antiguo jefe se fue deteriorando de forma progresiva.

Trump se distanció de Cohen tras mudarse a la Casa Blanca. Y cuando se reveló que el abogado estaba bajo investigación federal, el presidente se lavó las manos, diciendo que no tenía nada que ver con él.

Sin dudas, eso le sonó como una traición a Cohen, quien fue vicepresidente ejecutivo de la Trump Organization y quien quizás había soñado con un puesto en la Casa Blanca.

En julio, Cohen dijo a los investigadores que el presidente tenía conocimiento previo de una reunión celebrada en junio de 2016 entre integrantes de su equipo de campaña y funcionarios rusos en la cual éstos últimos brindarían información comprometedora para su rival electoral, la demócrata Hillary Clinton. Trump había negado estar en conocimiento de ello.

Pero, ¿tiene Cohen pruebas para respaldar cualquier acusación contra el mandatario? Su credibilidad está hecha trizas, tanto por ser un delincuente como por su historial de evadir y mentir repetidamente.

“La gran pregunta es, ¿qué más tiene?”, dijo Epner. “Si lo único que tiene que ofrecer es su testimonio, no vale mucho”.

Agentes del FBI allanaron las oficinas de Nueva York de Cohen en abril, y confiscaron un montón de documentos que el abogado potencialmente podría autenticar y aclarar.

El juez fijó el 12 de diciembre para dictar sentencia contra Cohen. Si esa fecha se retrasa, será una señal reveladora de que el exabogado de Trump podría estar ofreciendo mayor cooperación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)