30 de diciembre de 2018 00:00

En los mercados de Quito se ofrecen limpias energéticas

Los usuarios madrugaron para las limpias en el mercado San Francisco. Foto: Yadira Trujillo / EL COMERCIO

Los usuarios madrugaron para las limpias en el mercado San Francisco. Foto: Yadira Trujillo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 1
Redacción Quito
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Recibir el año con buena salud, prosperidad y trabajo es el deseo de las personas que acuden, estos últimos días del año, a los mercados del Distrito de Quito para participar de las limpias energéticas.

Se trata de una práctica tradicional seguida por las familias que creen en el poder curativo de las plantas. Nancy Correa, quien realiza limpias en el mercado San Francisco (Centro Histórico), indica que se trata de hierbas que se encuentran cerca de los ríos y en las quebradas, que usaban los antepasados para recibir la energía de la vertiente.

Para sacar lo malo se limpia todo el cuerpo de la persona con un atado de hierbas, a manera de ‘fuete’, cuenta Emperatriz García, también del San Francisco. Ella heredó el conocimiento, para realizar sanaciones, de su abuela y de su madre. El paquete de hierbas amargas contiene ortiga, ruda, santamaría, chilca, sauco, eucalipto y altamisa.

Luego se hace una segunda limpia con pétalos de rosa y colonia. Según García es el rito del florecimiento, con hierbas dulces: pino, ciprés, cedrón, hierba luisa, hoja de naranja, entre otras. Con ellas, en cambio, se equilibra la energía para atraer lo bueno.

Correa comenta que este año, en el mercado San Francisco, ha recibido a muchas personas que se han quedado sin trabajo o han fracasado en sus emprendimientos.

Además de su puesto, en este mercado hay otros nueve que ofrecen las hierbas, colonias y esencias para equilibrar las energías del cuerpo..

En el mercado Santa Clara, en el norte de Quito, también se realiza este tipo de curaciones. Una de las expertas, con 25 años de experiencia, es Carmen Colcha. Ella segura que una limpia ayuda a superar afecciones como el estrés, además de la buena suerte.

Los adultos que acuden a las limpias son personas convencidas y con fe en el poder de las hierbas y las tradiciones ancestrales. Eduardo Fernández, de 31 años, pasa por el ritual unas dos veces al año. El precio: USD 5, 7 y 10.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)