2 de octubre de 2019 11:36

Preocupación en los mercados de Quito por la eliminación del subsidio a los combustibles

Comerciantes del mercado de La Magdalena dicen estar preocupadas por la repercusión de la eliminación de subsidios a los combustibles. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Janneth Toapanta, comerciante del mercado La Magdalena, al sur de Quito Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 11
Triste 3
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 5
Unidad de Noticias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En los mercados de Quito se vive un ambiente de preocupación e incertidumbre la mañana de hoy, miércoles 2 de octubre del 2019. Esto tras el anuncio del Gobierno de eliminar el subsidio a las gasolinas y el diésel.

Hoy, el ministro de Finanzas, Richard Martínez, precisó que la medida rige desde hoy. Sin embargo, aclaró que se requiere de un plazo perentorio, que no excederá de 48 horas, para que las estaciones se abastezcan del combustible con el nuevo precio.

Eso preocupa a los comerciantes. Lourdes Landeta, presidenta del Mercado de La Magdalena, en el sur de Quito, prevé organizar una paralización. “Estamos cansadas del alza de precios y no tenemos clientes últimamente”, señaló.

Su objetivo es reunirse con los dirigentes de otros centros de abastos para organizarse. “Queremos que se vayan todos, los funcionarios del Gobierno, no les necesitamos. Estos gobernantes no sirven”, manifestó Landeta.

Las vendedoras Myriam Guerra y Mónica Toapanta pidieron al Gobierno que piense en el pueblo y no retire el subsidio a los combustibles. Coinciden que las carreras para transportar los productos serán más costosas y ahora será más difícil traerlos a la ciudad.

En el mercado La Magdalena los comerciantes mencionan que las nuevas medidas económicas afectan a las familias ecuatorianas. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Mirian Guerra, vendedora del mercado La Magdalena, ubicado en el sur del la capital. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

En San Roque, los vendedores están molestos. Ingrid Zúñiga expende mariscos y asegura que las nuevas medidas económicas afectan a las familias ecuatorianas. “La venta es muy baja y nos encontramos desabastecidos, no hay movimiento. Ahora será peor, no sabemos a qué atenernos”.

Olga Calderón vende cangrejos en el mismo sitio. Se siente perjudicada porque adquiere la sarta de ese producto en USD 13 y ahora cree que ese precio se va a disparar. “Los pescadores utilizan mucho combustible para ingresar al manglar, entonces los costos pueden subir unos tres dólares más”.

Juan Báez, presidente de la Federación de Mercados de Quito, se opone al retiro de los subsidios. A nombre de las 56 asociaciones y 80 000 comerciantes que representa, dijo que en las próximas horas está prevista una reunión con otros dirigentes para analizar las medidas que van a tomar.

No descarta convocar a una gran movilización popular para exigir al Gobierno que deponga las medidas económicas. Pidió al Régimen que analice muy bien lo que hace, pues hay factores que de por sí les afectan como la migración masiva de extranjeros. “A más de eso los comerciantes no podemos soportar que los combustibles suban de precio”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)