10 de agosto de 2020   20:38

'Hubo llamadas y mensajes de Jacobo y Abdalá Bucaram; nos dijeron que si hablábamos nos matarían', dijo israelí

En la Penitenciaria del Literal un ciudadano israelí fue asesinado.

En la Penitenciaria del Litoral un ciudadano israelí fue asesinado. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 189
Triste 2
Indiferente 4
Sorprendido 5
Contento 1
Diego Puente

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

“Me encontraba dormido, me desperté al sentir que mucha gente estaba en el lugar y que tenía puesto cosas en mi rostro. Me estaban estrangulando”, dijo Oren Sheinman en su versión libre y voluntaria entregada a un fiscal la noche del 8 de agosto del 2020 en la casa de salud en donde se recupera tras el ataque del sábado.

Este Diario accedió este lunes 10 de agosto al relato que forma parte de un expediente judicial. Ahí se lee que el extranjero dijo haber perdido la conciencia debido a los golpes que recibió en su cabeza. Al despertar vio a su amigo Shy Dahan con una pesa en la cara. “Traté de moverlo, pero no tuve éxito. Ya estaba muerto”.

Dijo que desde ese momento se arrastró por el piso y pidió ayuda.

Una de las primeras personas en acudir fue un guía. “Yo tenía sangre y agua en el rostro y mientras me seguían pateando vi a una persona uniformada, le vi las piernas”.

El guía al que hizo referencia Sheinman habría propinado más agresiones físicas durante la mañana de ese sábado, mientras era atendido en la enfermería del centro de rehabilitación.

Añadió que cuando lo trasladaban desde la Penitenciaría a un centro de salud, el celador lo habría amenazado con esta frase: “Tú no hablas”.

Dijo que mientras iban en el carro el israelí respondió: “Yo no te tengo miedo, no le tengo miedo a los Bucaram”.

Luego, ya en el hospital, el supuesto vigilante habría ingresado y le habría preguntado sobre sus celulares y dónde estaban escondidos.

Ante la insistencia de Sheinman, los policías a cargo de su seguridad ingresaron y lo retiraron del sitio.

De hecho, en su testimonio ante el fiscal repitió en cuatro ocasiones que el supuesto agresor se encontraba a pocos metros de él.

El testimonio que fue judicializado además da detalles sobre una visita de un abogado que habría venido de parte del exmandatario Abadalá Bucaram y que ingresó el lunes 3 de agosto del 2020 a la cárcel, pese a no tener permiso de los extranjeros.

El israelí dijo ante el fiscal que hay directivos de la cárcel y de los guías penitenciarios que habrían ayudado a ingresar al abogado y que le enviaron mensajes intimidatorios a los dos procesados.

“El Director dijo que tenía un contrato sobre nuestras cabezas, que Bucaram quiere nuestras cabezas”

Además, Sheinman detalló que en la última semana tuvieron varias amenazas de muerte que las recibieron a través del celular de otro interno que tendría relación con el expresidente.

“Los últimos dos días hubo varias llamadas y mensajes de Jacobo y Abdalá Bucaram y nos dijeron que si hablábamos y mostrábamos evidencias nos iban a matar, que lo mismo pasaría con nuestra familia, sin importar que viviera en otro mundo”, señaló.

La Fiscalía informó el domingo que inició una investigación. Se hicieron allanamientos al pabellón donde ocurrió el ataque y se incautaron 20 celulares. También se tomó versión de trabajadores del centro y de internos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (167)
No (12)