6 de julio de 2019 15:46

La megaminga se vivió en la parroquia de Chillogallo, en el sur de Quito

En la megaminga de este 6 de julio del 2019 se intervino la calle Isabel Herrería de la parroquia Chillogallo, se espera que en el lapso de dos meses se pavimente esta vía que beneficia la conectividad de una decena de barrios en el sur de Quito. Foto: Ed

En la megaminga de este 6 de julio del 2019 se intervino la calle Isabel Herrería de la parroquia Chillogallo, se espera que en el lapso de dos meses se pavimente esta vía que beneficia la conectividad de una decena de barrios en el sur de Quito. Foto: Edwing Encalada / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Edwing Encalada

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con una intervención en los 650 metros de la calle Isabel Herrería de la parroquia Chillogallo, con la cual colindan diez barrios del sur de Quito, inició la mañana para los habitantes de ese populoso sector de la ciudad.

Según Diego Cóndor -quien vive desde hace 20 años en el sector- los moradores se organizaron en dos grupos de 400 personas cada uno, para estar en la Megaminga que se realiza entre el sábado 6 de julio y domingo 7 de julio de 2019, desde las 08:00 hasta las 14:00. “Entre los vecinos decidimos así intervenir, para que la gente no se canse y estén los suficientes para apoyar los trabajos del Municipio”, acotó.

Se usó una motoniveladora, un tanquero de agua, un rodillo, una minicargadora y dos volquetas para retirar la maleza, piedras y palos que estaban enterrados, dentro de los trabajos de rasanteo, conformación del subrazante, limpieza de capa vegetal y desalojo de escombros.

Se espera que en el lapso de dos meses se pavimente esta vía que beneficia la conectividad de una decena de barrios como Cumbres del Suroccidente, La Dolores, Uchulug, Trabajador Municipal, 8 de Septiembre, Valles del Sur, El Rancho, 9 de Diciembre, entre otros.

En la minga se usaron una motoniveladora, un tanquero de agua, un rodillo, una minicargadora y dos volquetas para retirar la maleza, piedras y palos que estaban enterrados. Foto: Edwing Encalada / EL COMERCIO

En la minga se usaron una motoniveladora, un tanquero de agua, un rodillo, una minicargadora y dos volquetas para retirar la maleza, piedras y palos que estaban enterrados. Foto: Edwing Encalada / EL COMERCIO

Para Hugo Cóndor -quien vive hace 25 años en el sector- la minga se la vivió con optimismo y menciona que cerca de 5 000 familias se benefician de estos trabajos.

Según Fausto Caza, morador del sector, la organización comunitaria ahora apunta a mejorar las vías internas de los barrios. “Estas jornadas probaron que podemos organizarnos para mejorar la calidad de vida de los vecinos”, explicó.

Estas mingas también se realizarán en la Lucha de los Pobres, Nono y Pacto, los fines de semana, durante este mes. Desde el 2016, que se inició este proyecto, se han beneficiado más de 550 000 quiteños.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)