Tesoro al descubierto
El apoyo de los padres es clave para la adolescente …
Juan Enrique Quiñónez Schwank: ‘Las escuelas n…
COE cantonales se blindan por Ómicron
Al menos cuatro personas murieron durante una balace…
Consejo de Participación deberá pagar reparación a v…
Diputados de Honduras se enfrentan a golpes en prime…
Un hombre se enfrentó a oso para proteger a sus perros

Los medios públicos tienen poco impacto

Christian Torres. Redactor

Los hogares ecuatorianos todavía  no abren sus puertas a los medios públicos. Ecuador TV, la  Radio Pública   y El Telégrafo no se  encuentran entre sus  preferidos. 

10
millones
es el presupuesto previsto para la televisión y radio públicas  durante este año.Un estudio de Ciespal   señala que la acogida es  casi nula. A la pregunta:  ¿si han visto durante una semana, escuchado o leído alguno de los tres medios?, más del 50% de los  entrevistados contestó que “ nunca”.

Ecuador TV nació en noviembre  de 2007. En cambio, la  Radio Pública empezó a trabajar   desde finales de  2008.

El caso de El Telégrafo es diferente. El centenario matutino guayaquileño está en manos del Estado desde  2007, luego de un largo litigio judicial para cobrar una deuda de su  dueño  el   banquero Fernando Aspiazu.

Los tres medios tienen una misma  consigna:  trabajar la información desde una óptica diferente de los   privados.

La muestra fue tomada a miembros de  800 hogares encuestados  en Quito y Guayaquil. Para el estudio también se realizaron grupos focales y entrevistas a distintos sectores.  

La investigadora, Alexandra Ayala, quien trabajó en el estudio, asegura que una de las razones  para el escaso impacto en la audiencia es que no se encuentra diferencia entre el tratamiento de la  información que realiza el medio público del privado.    

A estos  medios les es 
difícil despegarse de la sombra del Gobierno.
Alexandra Ayala
Investigadora de CiespalAquí aparece otra de las falencias detectadas. Los encuestados  perciben que la TV, radio y periódicos públicos, son más   cercanos al  Gobierno. Esa dependencia generó celos, incluso dentro  Alianza País. En diciembre  varios asambleístas  protestaron porque en esos  espacios  ellos no aparecían.

La legisladora Pamela Falconí reconoció que hubo esa queja, pero que no fue tomada con  atención. “Yo no sé por qué mis compañeros se quejaron, pero se atenta contra el espíritu de  un medio público”.

Francisco Arosemena, gerente de la TV y radio públicas, dice  que esa percepción de su cercanía con la Presidencia es adical. En una entrevista concedida a la revista Líderes, señaló que los mandatos de esos medios siguen siendo el trabajo por la comunidad y no como un  eslabón de información del Gobierno.

Justamente, para impulsar el crecimiento de los  dos medios, desde diciembre pasado  fueron amalgamados  en una  empresa estatal, llamada RTV Ecuador. Su génesis fue el Decreto Ejecutivo  193,  firmado por    Correa.

Los mandatos de esos medios es  el trabajo por la comunidad.
Francisco Arosemena
Gerente de la RTV  EcuadorEn ese documento se cambió su  razón social. Pasó de ser una Sociedad Anónima, dependiente del Ministerio de Cultura, a ser una empresa   pública  con un  directorio encabezado por el Ministro de Telecomunicaciones (Jorge Glas), por el secretario de Senplades (René Ramírez) y el representante del Gobierno (en este caso Fernando Alvarado). 

RTV Ecuador nació con un presupuesto de 3,3 millones. Este dinero se divide en  USD 1,6 millones en activos varios;  en transmisores,  431 000; aire acondicionado,  78 000; mobiliario de estudio, 41 000; equipos en Presidencia, 6 173.

Para Arosemena, la creación de la empresa garantizará la operación de los medios. Actualmente cuentan con una nómina de 150  empleados en  la televisión y 70 en  la radio. Además, este año quieren  tener un  presupuesto USD 10 millones,   un millón más que en2009.

En la programación se gastará USD 1,2 millones para los programas nacionales y un millón para los productos llegados del exterior.   Ecuador TV ha trabajado con  10 cadenas. Entre ellas están la Televisión Coreana, Discovery Channel, BBC, National Geograpich, Endemol, Children’s Television Award, Telefé…

Para tener una mayor efectividad en la empresa estatal se  piensa alcanzar ganancias por USD 3 millones, que llegan de cuñas y programas emitidos desde órganos estatales, practicamente sin pautaje privado. En 2009 obtuvieron 1,5 millones. 

Por ejemplo, el año pasado el  Consep incluyó una serie de dramatizados. Lucio Díaz, director de Comunicación de esa entidad, dice que los programas fueron para prevenir el consumo de drogas entre los jóvenes. 

La Comisión de Comunicación prepara un capítulo sobre los medios públicos en el proyecto de Ley de Comunicación.

Suplementos digitales