17 de September de 2009 00:00

6 medidas para mejorar el tránsito

valore
Descrición
Indignado 15
Triste 6
Indiferente 7
Sorprendido 4
Contento 18

Redacción Quito

El tránsito de la ciudad es un tema no resuelto. Según el Municipio, las medidas adoptadas para reducir el impacto de la movilidad, en el inicio del nuevo año lectivo, tuvieron un resultado favorable en la primera semana.

Así lo evaluaron los técnicos de la Empresa Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Emmop) y la Policía. La Dirección Nacional de Tránsito tampoco registró el incremento del 35% en el flujo vehicular que se registró el primer día de clases del año pasado.

No obstante, en la actual segunda semana de clases , un análisis de los tiempos de traslado evidenció un incremento de ocho minutos en el trayecto desde el peaje del valle de Los Chillos hasta la intersección de las avenidas Patria y 6 de Diciembre. En los túneles, en cambio, se registró una reducción en la velocidad   de circulación. Esta pasó de 15 km/h a 12km/h, incluso con contraflujo. 

Pero los expertos creen que estas medidas son coyunturales. El objetivo es mejorar estructuralmente el transporte público, es decir, con las rutas  integradas, optimización del Trolebús y la planificación territorial. Además, para la actual administración la construcción del metro.

1. Contraflujos

La aplicación de la unidireccionalidad del tránsito vehicular en horas pico.

En Quito se aplican cinco contraflujos: en los túneles de la av. Mariscal Sucre, en la av. 5 de Junio, en el túnel Guayasamín, en la calle Venezuela y en la autopista Rumiñahui. Según Freddi Paredes, experto en movilidad, esta es una medida de mitigación que no ayuda a solucionar la congestión vehicular.

Para él, una forma de aplacar la congestión es potencializando los sistemas de transporte masivo y con planificación territorial. La unidireccionalidad de las vías es aplicada en horas pico desde 2006, por la Policía Nacional. Según esta institución, su aplicación es adecuada porque da mayor fluidez a los vehículos que circulan de sur a norte, en la mañana y viceversa, en la tarde y noche. 

2. Uso de las vías

El control a los mal estacionados para disminuir la congestión.

Otra de las propuestas para mejorar la movilidad en el Distrito es el control a los mal parqueados  y a quienes no respetan el espacio de los peatones. Esta iniciativa arrancó el año anterior. El Municipio y la Policía retiran con grúas los vehículos que no respetan el espacio público y cobran una multa de USD 109.

Esto ha generado el rechazo de los conductores, quienes se quejan por la falta de señalización y por el alto valor de la multa. Se aplica en el norte de la urbe,  mientras que en el sur el control es escaso. Sin embargo, para el Municipio y la Policía esta medida ayuda a descongestionar las calles. Para Paredes, estos controles aumentan la capacidad vial, pero aún es necesario que se extienda a toda la ciudad.

3. Semaforización

La unificación del sistema de semáforos para mejorar la circulación.

Hasta febrero de este año, en la ciudad había 751 intersecciones semaforizadas. De ellas, 365 son administradas por el Municipio y 386 por la Policía. El problema, según Jesús Gómez, asesor técnico en educación y seguridad vial de Aneta, es que los semáforos de los dos sistemas están mal sincronizados, algunos están mal ubicados y no hay mantenimiento.

Por eso, Patricio Ubidia, presidente de la Comisión de Movilidad del Municipio, planteó la unificación de los semáforos en un solo sistema. Gómez dice que los ciclos de los semáforos deben estar sincronizados, en función de la demanda del flujo vehicular. Con esto se puede lograr la uniformidad en la velocidad de circulación.

4. Las paradas

La implementación y control de un sistema de paradas de buses.

En la ciudad existen 485 señales verticales que indican los sitios de parada del transporte urbano. Para Jesús Gómez, experto en educación y seguridad vial, el irrespeto de las paradas se debe a que ni los conductores ni los pasajeros tienen un sistema completo de paradas señalizadas.

Para que las paradas de bus logren mejorar la circulación vehicular en la ciudad, el experto señala que deben ser ubicadas de acuerdo con un estudio técnico de la demanda. Además, la norma internacional recomienda que el usuario no debería caminar más de 150 metros hacia una parada. José Santamaría, de la Cámara de Transporte de Quito, asegura que hacen falta infraestructura y educación.

5. Horarios

Un horario diferenciado para el ingreso y salida de los estudiantes.

Lo que pretende la propuesta, hecha por el alcalde Augusto Barrera y el concejal Patricio Ubidia, es evitar que la hora de movilización del sector laboral  coincida con la de los estudiantes. Por su parte, el concejal Patricio Villamar, de la Comisión de Educación del Cabildo, la propuesta podría mejorar la movilidad al distribuir los flujos vehiculares en diferentes horarios.

Esto favorecería a los transportistas que tendrían dos horarios de alta demanda y se podría racionalizar el uso del transporte privado. El transporte escolar también se beneficiaría pues entraría a circular en horas de menos congestión. No obstante, el horario extendido podría afectar a los profesores que mantiene dos trabajos en el día.

6. Control

Los operativos de la Policía Nacional en horas pico y en días de mayor congestión vehicular.

El primer día de clases de este año  no causó mayores complicaciones al tránsito porque se aplicaron controles en puntos y horarios estratégicos. La instauración de este plan de manera permanente es otra de las propuestas planteadas para mejorar el tránsito. No obstante, expertos en movilidad señalan que si bien estas medidas ayudan a organizar el tránsito, no constituyen soluciones a largo plazo.

Para el experto Rodrigo Torres lo que hace falta para mejorar el tránsito es la planificación y programación de obras para construir las redes viales expresa y arterial. Esto aseguraría una correcta gestión de suelo  que canalice y distribuya los flujos de tránsito actuales y futuros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (38)
No (14)