10 de abril de 2019 14:29

Principales medidas en EE.UU. para la llegada de migrantes centroamericanos

La preocupación persiste en los migrantes que se encuentran en la frontera de estados Unidos provenientes del Triángulo del Norte. Foto: EFE

La preocupación persiste en los migrantes que se encuentran en la frontera de estados Unidos provenientes del Triángulo del Norte. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Gobierno de EE.UU. no consigue frenar la llegada de migrantes, especialmente centroamericanos, como demuestra la detención en marzo, pese a las medidas adoptadas, de 92 607 indocumentados en la frontera, la cifra más alta en 12 años.

Las medidas comenzaron en el verano de 2014, cuando el entonces presidente, Barack Obama, dijo que la frontera con México sufría una "crisis humanitaria" por la llegada de miles de menores centroamericanos sin la compañía de un adulto.

Desde entonces, el Gobierno de EE.UU. ha intentado reducir esta ola de inmigración procedente de los países del denominado Triángulo Norte: El Salvador, Guatemala y Honduras.

Estas son sus principales medidas:

El 8 de julio de 2014, el entonces presidente Barack Obama pide al Congreso 3 700 millones de dólares para hacer frente a la llegada masiva de niños centroamericanos.

Parte de esos fondos se destinan a una campaña mediática en los países de la región en la que se advertía de los peligros de la travesía y las nulas posibilidades de lograr un estatus migratorio.

El 12 de noviembre de 2014, el Gobierno anuncia el programa Menores Centroamericanos (CAM), que permitía a personas que vivían de forma legal en EE.UU. y con origen en Honduras, El Salvador y Guatemala solicitar permisos para que sus hijos u otros familiares migren al país para reunirse con ellos.

El programa fue cancelado por la Administración de Donald Trump en agosto de 2017, paralizando cerca de 2 700 solicitudes ya presentadas, aunque una decisión judicial obligó al Gobierno a procesarlas.

El 25 de enero de 2017, pocos días después de llegar a la Casa Blanca, Donald Trump firma una orden ejecutiva para comenzar a construir el muro en la frontera con México, la creación de más centros de detención para inmigrantes y "acelerar la deportación" de un mayor número de indocumentados.

Entre el 15 y 16 de junio de 2017 se celebra en Miami la primera Conferencia para la prosperidad y la seguridad en Centroamérica destinada a financiar el desarrollo sostenible en el Triángulo Norte para así reducir la inmigración. El 11 y 12 de octubre de 2018 hubo una segunda edición en Washington.

El Gobierno anuncia el fin del Estatus de Protección Temporal (TPS) para Honduras (4 de mayo de 2018) y El Salvador (8 de enero de 2017) y Nicaragua (6 de noviembre de 2017), entre otros países.

Finalmente, y después de decisiones judiciales en contra de estas medidas, la Administración Trump da marcha atrás y deja en suspenso la cancelación del TPS y los extiende hasta enero de 2020.

El 4 de abril de 2018 Trump ordena enviar a miembros de la Guardia Nacional a la frontera para apoyar a los agentes fronterizos en tareas de detección de inmigrantes, reparación del muro y apoyo logístico, entre otros cometidos.

El 6 de abril de 2018 el Gobierno anuncia la política de "tolerancia cero" por la que se separa a familias de centroamericanos que son detenidos por cruzar de manera irregular la frontera y manda así un mensaje a los inmigrantes que se planteen emigrar al país.

El 20 de junio de 2018, y tras una intensa polémica y la presión de su propio partido para acabar con una medida que ha separado a miles de niños de sus familias, Trump firma una orden ejecutiva para cancelar la "tolerancia cero".

 El 6 de septiembre de 2018 los departamentos de Seguridad Nacional (DHS) y el de Salud y Servicios Humanos (HHS) anuncian su intención de suspender el Acuerdo Flores, que impide que los menores en custodia gubernamental permanezcan retenidos más de 20 días.

El 31 de octubre de 2018, el presidente anuncia el envío de hasta 15.000 militares a la frontera con México para colaborar en tareas de control y vigilancia.

El 9 de noviembre de 2018 Trump firma una proclamación por la que busca restringir el acceso a las peticiones de asilo a los solicitantes que ingresan ilegalmente al país al obligar a realizar la petición en los puertos de entrada, medida que ha sido objeto de una demanda por parte de organizaciones civiles.

 El 18 de diciembre de 2018 el Departamento de Estado anuncia que su plan de cooperación bilateral con México para el desarrollo de Centroamérica incluirá 2 000 millones de dólares de nuevos fondos, para un monto total de 5 800 millones.

Esta partida se sumaba a otros paquetes de ayuda aprobados por el Congreso y el Gobierno, aunque Trump ordenó el 30 de marzo de 2019 suspender esta asistencia después de criticar a los tres países por "no hacer nada" para evitar la formación de caravanas de migrantes.

El 29 de enero de 2019, el Gobierno comienza a aplicar el programa de retorno a México de solicitantes de asilo centroamericanos mientras se procesa su petición, aunque un juez suspende esta medida de forma preliminar.

 El 15 de febrero de 2019 Trump firma una declaración de emergencia nacional para financiar la construcción de un muro en la frontera con México, en un movimiento que también ha sido objeto de demandas judiciales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)