26 de enero de 2021 20:08

Un centro de medicina alternativa que comercializaba vacunas falsas de covid-19 fue clausurado en Quito

El operativo de control en el centro de medicina alternativa se realizó este martes 26 de enero del 2021. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

El operativo de control en el centro de medicina alternativa se realizó este martes 26 de enero del 2021. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 4
Contento 11
Unidad de Noticias

Un operativo interinstitucional se realizó al mediodía de este martes 26 de enero del 2021, en un centro de terapias alternativas ubicado en el barrio Caupicho, sur de Quito. Según las autoridades del Municipio, allí supuestamente se comercializaban vacunas falsas a pacientes que contrajeron covid-19.

César Díaz, secretario de Seguridad y Gobernabilidad de la Alcaldía, informó que se recolectaron testimonios de personas que acudieron a ese establecimiento. "Se daban 10 turnos diarios ofreciéndoles curar del coronavirus y también otros problemas de salud". En las investigaciones se verificó que la dueña de ese centro suministró 70 000 dosis. Añadió que en ese sitio se cobraba USD 15 por la supuesta vacuna y cada persona tenía que recibir tres dosis.

Cristian Paredes, subintendente de Pichincha, señaló que las denuncias se receptaron desde hace una semana. "Se hizo un trabajo de Inteligencia por parte del Municipio. Tenemos fotos, videos y argumentos suficientes para ver la mala práctica que se viene realizando".


Cuando comenzó el operativo, los pacientes que se encontraban allí fueron desalojados. La propietaria del centro de medicina alternativa, Lucía Peñafiel, manifestó que allí no se proporcionan vacunas, sino vitaminas y sueros para subir las defensas de las personas.

También tratamientos con rayos láser y con máquinas de luces infrarrojas. "He tratado alrededor de 20 000 pacientes de coronavirus aquí". También les daba vitamina C, paracetamol y voltarén para quienes tienen dolores de columna.

En ese lugar, los usuarios no utilizaban mascarilla y se aglomeraban mientras esperaban su turno para ser atendidos. Peñafiel indicó que a su local han llegado policías, militares y funcionarios de la Presidencia de la República, quienes se atendieron con terapia infrarroja. "Les ponemos calor que funciona como si les diéramos oxígeno".


Los vecinos se molestaron cuando arribaron las autoridades y pidieron que no se clausure el local. "Me enfermé de covid-19 y la doctorita me salvó. Yo creo que la Virgencita le protege y a nosotros también porque somos devotos. Acá ha llegado gente en muy malas condiciones", contó Angélica Masa.

"Mi mamá de 90 años salió adelante con vitamina C y con el tratamiento en la cama caliente, así fue durante dos meses", manifestó Carmen Parra. Acotó que 12 familiares tuvieron el mismo problema y Viteri los curó.

Isabel Bunshe y su esposo José Chávez también se enfermaron. "Mis hijos querían llevarle a mi marido al hospital y yo no quise. Le traje al centro de medicina alternativa y está bien, ahora busca trabajo para mantenernos".

En la intervención de hoy colaboraron funcionarios de la Agencia Metropolitana de Control, la Intendencia de Policía, la Secretaría de Seguridad, el Cuerpo de Agentes Metropolitanos, el Ministerio de Salud y la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa).

En su cuenta de Twitter, la AMC informó "clausuramos un centro médico clandestino donde se ofrecía una 'vacuna' para el covid-19 sin ningún tipo de funcionamiento o permiso de las autoridades competentes. Se inició un proceso sancionador a los dueños de este negocio".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (1)