28 de September de 2009 00:00

Mc Laren y Renault se redimen

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes,   AFP y DPA

Lewis Hamilton  (McLaren-Mercedes) ganó el Gran Premio de Singapur de Fórmula 1, en una competencia en la  que el español Fernando Alonso terminó tercero, salvando el honor de Renault tras el escándalo revelado por el brasileño Nelsinho Piquet por el que fue condenada el lunes.

Otro británico, Jenson Button, salió bien parado de la carrera dominada de principio a fin por su compatriota al terminar quinto al volante de su Brawn GP y afianzar así su liderazgo en el Mundial.

Cuando quedan tres carreras para el final de la temporada, Button lidera la clasificación de pilotos con 84 puntos, 15 más que su compañero de equipo, el brasileño Rubens Barrichello, y 25 más que el alemán Sebastian Vettel (Red Bull) , que ve esfumarse sus opciones de alcanzarlo.
 
Button, aseguró  que su quinto puesto en el Gran Premio de Singapur le sabe “como una victoria”, debido al resultado de sus rivales.

“Fue una buena carrera. Es casi un triunfo para mí. Un quinto puesto no suena muy bien, pero lo es  cuando miramos al resto de contendientes por el título”, dijo Button, que partió del puesto 12  tras errores de estrategia del equipo Brawn GP en la clasificación del sábado.

Sin embargo,  el triunfo en Singapur lo saboreó  Hamilton, el vigente campeón mundial. “ Mi carrera ha sido bastante sencilla. Sabía que tenía más combustible que mis perseguidores. Logré abrir una brecha. Controlé la carrera ”, contaba el británico  Hamilton, que salió en ‘pole position’. Su triunfo fue celebrado ampliamente por su equipo.
 
A pesar de que su gran competitividad y regularidad en las últimas pruebas, Hamilton está  fuera de la lucha por el título tras el mal comienzo de temporada de su escudería, en el que solo consiguió nueve puntos en otras tantas carreras.De hecho, la de ayer fue la segunda victoria del británico en lo que va de la temporada.

Todo lo contrario le sucedió al alemán  Timo Glock. La escudería  Toyota empezó bien el año y con tres terceros puestos en las cuatro primeras carreras, la escudería japonesa creía estar a punto de conseguir su principal objetivo de 2009: ganar su primera carrera en la Fórmula 1.
 
Pero desde entonces las cosas han cambiado mucho: ningún podio, resultados cada vez peores, ni un punto en las tres últimas carreras... Por eso, el alemán mostró su felicidad ayer.
 “Cuando empiezas así el año y luego te desplomas, es importante remontar. Este podio llega en el mejor momento ” , decía emocionado Glock.
 
También se palpaba el alivio en Renault, que está viviendo una temporada de pesadilla, con un R29 que se queda atrás. Fernando Alonso, uno de los mejores pilotos,  no había pasado hasta ahora del quinto puesto en Australia, España e Italia.
 
“Tuvimos opciones de podio en otras carreras antes, pero todas las veces se nos escaparon. Esta vez hemos sido rápidos todo el fin de semana. Y ha llegado. Es fantástico”, declaró el asturiano, campeón del mundo con Renault en 2005 y 2006.
 
“Después de una semana bastante dura, se lo merecen los mecánicos, los ingenieros”, añadió después de las tres semanas que acaba de pasar en el infierno Renault F1, con la revelación del ‘Crashgate’, el accidente voluntario de su ex piloto Nelsinho Piquet destinado a facilitar la victoria de Alonso.

 El  pasado lunes la escudería fue condenada a la expulsión definitiva de la Fórmula 1 si reincide en los dos próximos años y rodaron las cabezas de sus dos cerebros: su ex director Flavio Briatore fue vetado de por vida y su ex ingeniero jefe suspendido durante cinco años.

  “ También quiero dedicarle este podio a Flavio (Briatore), que habrá visto la carrera en casa. Esto también es suyo”, declaró a pesar de todo Alonso, absuelto de toda sospecha.
Pese a la victoria, el piloto español dijo que ya tenía una decisión respecto a su futuro. Con seguridad no seguirá en la escudería Renault.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)