22 de August de 2009 00:00

Más comodidad en Mirasierra

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Construir

Cada lugar tiene un carácter, una identidad; unos rasgos propios que lo vuelven inconfundible y que lo identifican plenamente. Esos rasgos proceden de los perfiles naturales del entorno, de la topografía y la atmósfera, de los lineamientos arquitectónicos, sociales y urbanísticos.



Los costos y las cuotas
Cada casa tiene un   valor que varía desde USD 68 000, incluido es estacionamiento. La promotora recibe USD 6 990 como reserva, 13 980 a tres meses sin intereses y el resto con un préstamo hipotecario con cualquier entidad financiera.
También se tramitan  préstamos hipotecarios otorgados por el IESS. En ese caso, los promotores reciben un adelanto de USD 10 000 y el resto del capital con el crédito del IESS. La vía a El Tingo, en el trayecto comprendido entre El Triángulo de San Rafael y este barrio perteneciente a la parroquia de Alangasí, es uno de esos lugares con cédula de identidad, cuyos datos vitales son la tranquilidad, el buen clima, el paisaje y la seguridad.

Y aunque es un reducto cerrado a los ruidos citadinos,  no se encuentra demasiado lejos de los centros de acopio, educación y diversión, como el San Luis Shopping, la Espe, el colegio Geovanny Farina, entre otros.

Como producto de esa coyuntura, esta zona es tierra de conjuntos residenciales. Uno de los más recientes es Jardines de Mirasierra, un emprendimiento residencial que ubica, precisamente, en Mirasierra, una zona que colinda con el reconocido balneario de El Tingo.

Jardines de Mirasierra se emplaza en la intersección de  las calles Los Cisnes y Albatros, dos cuadras al sur de la vía a El Tingo, frente a Ecuaquímica.

Es un conjunto típico del lugar, que utiliza un sistema constructivo atípico. En lugar del conocido modelo de vigas, columnas y losas de hormigón armado, en Jardines de Mirasierra se emplea el sistema patentado como Gerzacol.
   
Este sistema, explica el ingeniero Gerardo Zabala, promotor del conjunto, emplea losas de cimentación, paredes de hormigón y losa de cubierta, sin la estructura habitual de vigas y columnas. “Es un sistema sismorresistente certificado por la Politécnica Nacional del Ecuador y que soporta hasta 300 kg/cm² de compresión”.

Este modelo, aclara el ingeniero Alejandro Zabala, hijo del constructor, es totalmente modular. Y solo requiere de losas paneles de 8 cm de espesor y paredes de hasta 10 cm.
 
¿Cuáles son las ventajas de este sistema? Principalmente el  tiempo de construcción, explica Gerardo Zabala. Una casa de 110m² puede levantarse en una semana y una cubierta en cuatro horas. “Eso abarata los costos finales de construcción”.
 
Además del sistema constructivo, Jardines de Mirasierra tiene otros ganchos inmobiliarios como una amplia zona comunal, que incluye ingreso adoquinado, casa comunal, cisterna, equipo hidroneumático, redes subterráneas (eléctrica, telefónica, TV cable), cinco estacionamientos para visitas, jardines...
 
En total son 34 unidades habitacionales de 118 m² de área útil en dos pisos. Cada casa posee, asimismo, un estacionamiento, un jardín frontal, un patio posterior con lavandería.

La distribución espacial sigue el formato americano. En el área social se encuentran la sala, el comedor, la cocina (mesón de granito y muebles altos y bajos), una bodega, medio baño social y el patio posterior..

En el estar íntimo se acomodan tres dormitorios. Los dos comparten un baño familiar y el máster posee un baño propio con tina. Las alcobas poseen clóset y cajoneras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)