25 de enero de 2019 12:37

Una nueva pista se halló en el bar donde se perpetró violación grupal en Quito

El 24 de enero del 2019, a partir de las 11:00, comenzó el reconocimiento del lugar donde habría ocurrido el ataque sexual contra la joven. Foto: EL COMERCIO

El 24 de enero del 2019, a partir de las 11:00, comenzó el reconocimiento del lugar donde habría ocurrido el ataque sexual contra la joven. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 110
Triste 14
Indiferente 8
Sorprendido 6
Contento 6
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El reconocimiento del lugar donde se perpetró la violación grupal contra Martha aportó una nueva pista, el 24 de enero del 2019. El bar-restaurante ubicado en las inmediaciones de la avenida De los Shyris, en la Jipijapa, norte de Quito, fue acordonado con una banda amarilla de seguridad.

Hasta ese establecimiento llegaron policías en motos y en patrulleros. También funcionarios de la Fiscalía y el abogado de la joven abusada sexualmente, Fabrizzio Mena.

A su salida, él dijo que hay más información y que el delito se habría cometido en la sala de juegos que se encuentra en el segundo piso de la edificación con paredes amarillas y portones negros.

En el lugar se hallaron dos mochilas que pertenecen a dos de los tres detenidos por la violación. El defensor de Martha aseguró que los elementos encontrados en el establecimiento coinciden con el relato de la joven. Sin embargo, en el bar apareció otra mochila; la investigación buscará determinar a quién pertenece.

Luego de una hora de peritaje, las autoridades determinaron que el lugar existe, que fue una escena cerrada y que no se ha modificado el sitio desde lo ocurrido con la joven, la tarde del domingo 13 de enero del 2019.

Aquel día, Martha (nombre protegido) fue hallada desnuda, sedada, mojada en el baño del bar, atacada por tres hombres que permanecen detenidos en Latacunga. El 24 de enero en el espacio se encontró la funda de galletas que la víctima había contado que comía antes de que fuera atacada.

En las paredes y en el piso se hallaron manchas color marrón, que se presume sangre, durante el reconocimiento del 24 de enero.

El jurista también se refirió a la salud de la joven. Aseguró que su recuperación física es buena, pero que psicológicamente “está acabada”.

Dos días antes, el martes 22 de enero, Martha (nombre protegido) habló por primera vez de lo ocurrido. “Aún me cuesta mucho hablar del tema. Estoy muy agradecida por todas las muestras de cariño, estoy bastante conmovida por el respaldo que he recibido”.


“Estos chicos forman parte de mi grupo de amigos, con dos de ellos me llevo más de dos años y medio, he salido en bastantes ocasiones. Entonces no había ninguna señal, ningún comportamiento, que yo podía haber advertido que ese día iba a estar en peligro y de que me iba a pasar eso”, relató Martha.

Físicamente me encuentro mejor, la mayoría de mis heridas están cicatrizando, tengo algunas molestias que ya con el paso del tiempo irán mejorando. Emocionalmente, la verdad, aún no logro asimilar todo esto, aún me parece algo irreal. Sé que va a tardar, pero cuento con el apoyo de mi entorno, de mi familia, tengo psicólogos que se han puesto a mi disposición y con la ayuda de Dios sé que voy a salir adelante”.

“Lo único que puedo pedir es que no se queden calladas. Busquen a alguien, un profesional, amigo o familiar. Siempre va a existir alguien que los va a apoyar, alguna organización no lo sé. En mi caso, gracias a Dios, yo tuve dos ángeles que me rescataron en ese momento, que me ayudaron y dieron parte a la Policía. Tal vez yo sola no lo hubiese hecho y de esa forma hemos evitado que haya otras Marthas”, dijo Martha el 24 de enero en una llamada telefónica con el canal Teleamazonas.

Luego del reconocimiento del lugar, se prevé que se realice la reconstrucción de los hechos. Allí deberán participar los tres hombres involucrados en el ataque sexual grupal, quienes están aislados en la cárcel de Latacunga.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (118)
No (19)