29 de September de 2009 00:00

Marcha por la paz

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Jaime Bejarano

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El próximo viernes 2 de octubre, aniversario del nacimiento de Gandhi, una caravana representativa de mas de 400 organizaciones mundiales saldrá de la capital de Nueva Zelanda, Wellington, en una Marcha por la Paz y la No Violencia, que recorrerá 89 países en seis continentes, durante tres meses y que terminará el 2 de enero de 2010 en la montaña en la Cordillera de Los Andes, Punta de Vacas, en territorio argentino. La romería arribará a Quito el 18 de diciembre venidero y saldrá el 20 del mismo mes al sur.

Este recorrido es una iniciativa de la organización internacional Mundo Sin Guerras, fraterna del Movimiento Humanista que opera en el Ecuador desde 1984, con el propósito de crear una conciencia global de la urgencia de una verdadera paz y de repudio a todo tipo de violencia, sea física, psicológica, racial, religiosa, económica, sexual, laboral, doméstica y otras coacciones que afligen al género humano.

El pacifismo se originó en 1462, cuando Georg Podiebrad, rey de Bohemia, convocó a fundar una Federación de naciones cristianas que renunciaran a las guerras por lograr ventajas territoriales, mercantiles o hegemónicas. A fines del siglo XVI, Enrique IV de Francia propuso un plan semejante para los países europeos. Hugo Grotius, en 1625, escribió su obra ‘De jure belli et Pacis’, consagrando el Derecho a la paz con el destierro de todo acto bélico. Immanuel Kant (1793) incluyó a la paz como premisa sine qua non de sus tres críticas filosóficas.

El librepensador y matemático alemán Leibniz, junto a sus colegas Lessing y Herder, elaboró una doctrina pacifista que fuera aceptable a todo ser humano, cuya universalidad trascendiera la política, la religión, la cultura y cualquier faceta de nacionalismo. Los  ingleses Joseph Priestley y Jeremy Benthan trasladaron a su país idénticas inquietudes y en 1816 se fundó en Londres la primera Sociedad por la Paz; en 1839 un ente similar se abrió en Ginebra como reacción a las guerras napoleónicas que ensangrentaron Europa y en 1889 se reunió en París el Primer Congreso Mundial por la paz.

Los movimientos pacifistas han tomado variadas formas de expresión, desde por ejemplo el concierto por una paz sin fronteras de 15 cantantes de distinta oriundez ante 1 millón de cubanos en una plaza de La Habana, el pasado septiembre 20, hasta esta Marcha de 160 000 kilómetros por tierra, aire y mar que, en su paso por Quito, celebrará un acto de masas para escuchar a tres personajes contemporáneos: Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz; Noam Chomsky, filósofo y activista estadounidense, y Mario Rodríguez Cobo, fundador en Argentina del Grupo Humanista.

Implantar paz y erradicar violencia será para la humanidad salir de una vez de la prehistoria hacia la civilización, en un paso gigante en la ruta evolutiva de nuestra especie.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)