6 de septiembre de 2019 00:00

Marcha de trabajadores recibe el apoyo de indígenas

Los afiliados al IESS participaron ayer en las protestas, en el norte de Quito.

Los afiliados al IESS participaron ayer en las protestas, en el norte de Quito. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 17
Redacción Política
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) se sumó el pasado jueves 5 de septiembre de 2019 a la convocatoria que hizo el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) para una movilización a la Asamblea Nacional. Esta será la nueva estrategia de los movimientos sociales para presentar en conjunto sus exigencias al Gobierno central.

Jaime Vargas, presidente de la Conaie, refirió que las organizaciones sociales detectaron como una debilidad el que cada grupo protestara por su cuenta. “Se vio la necesidad de conformar un frente unitario en el que se compartan las luchas sociales”, manifestó el dirigente.

La movilización salió desde la matriz del IESS, en el sector de El Ejido (norte de Quito). El FUT preveía reunirse con el presidente de la Asamblea Nacional, César Litardo, para tratar temas relacionados con las reformas laborales, despido de servidores públicos y lucha anticorrupción, entre otros.

marcha trabajadores


Esta marcha fue un termómetro para la preparación de la Huelga Nacional que, según Vargas, se convocará en conjunto con el FUT, la Conaie, grupos de afros, montuvios y campesinos, entre otros, para octubre próximo.

Tras la asamblea anual de la Conaie, realizada el pasado 23 de agosto, esa organización decidió romper el diálogo con el Gobierno Nacional. Vargas señaló que no se cumplieron acuerdos en temas como el extractivismo, por lo que plantearán una propuesta nacional por parte de las organizaciones sociales.

Actualmente, el Gobierno lleva adelante el Diálogo Nacional. Para el movimiento indígena, ese proceso no rindió resultados por lo que harán sus propias propuestas. “No se trata solo de protestar, sino que tenemos propuestas, pero serán presentadas en conjunto por el frente unitario”.

El rechazo a las reformas laborales, la corrupción y los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) fueron los temas en los que se centró la marcha del FUT.

Con tambores, pitos y carteles, las centrales sindicales afiliadas al FUT, se movilizaron por la avenida 10 de Agosto, en el norte de Quito.

Mesías Tatamuez, presidente del FUT, señaló que para manifestarse en contra del Gobierno se conformó el Colectivo de Resistencia del Pueblo Ecuatoriano, en el que participan los trabajadores, maestros, estudiantes y la Conaie. La marcha avanzó por la 10 de Agosto hasta el Banco Central. Desde ahí retornó hacia la Asamblea.

Mientras tanto, en la avenida 9 de Octubre, en pleno centro de Guayaquil, se suspendió el tráfico vehicular desde las 17:00. Se hicieron presentes representantes de la Unión Nacional de Educadores, Frente Unitario de Trabajadores y del movimiento Unidad Popular. Ellos flamearon banderas rojas y gritaron consignas en contra de las políticas gubernamentales.

Además, respaldaron a los jubilados del sector eléctrico que se encuentran en una huelga de hambre desde el pasado 2 de septiembre.

Ellos reclaman el pago de valores adeudados como extrabajadores. En la Plaza Rocafuerte desde el lunes se instalaron carpas y carteles por el reclamo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (4)