Reforma grava con IVA a autos eléctricos particulare…
La delegación de Maduro llegó a México para reanudar…
Comité de Ética niega recusación en caso Bella Jimén…
Dueño de captadora ilegal reaparece en redes y ofrec…
Los talibanes matan y cuelgan en público a cuatro se…
Tres heridos dejó un siniestro en la vía Calacalí
Colombia ha recuperado varias frecuencias aéreas que…
Cierran aeropuerto en La Palma por intensidad de eru…

Una marcha por el agua y la vida se cumplió en Cuenca

La concentración de la marcha fue en la plazoleta de San Roque y de allí subieron al Centro Histórico Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

La concentración de la marcha fue en la plazoleta de San Roque y de allí subieron al Centro Histórico Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

La concentración de la marcha fue en la plazoleta de San Roque y de allí subieron al Centro Histórico Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

Este martes 21 de mayo del 2019 se realizó la denominada Marcha en Defensa del Agua y la Vida convocada por la Federación de Organizaciones Indígenas y Campesinas del Azuay (FOA). A la protesta se unieron delegaciones de los cantones azuayos de Cuenca, Nabón y Girón.

La concentración empezó a las 09:00 en la plazoleta de San Roque. De allí avanzaron hasta el parque Calderón, en el Centro Histórico, coreando canciones y consignas en contra de la minería y de los proyectos hidroeléctricos.

“El agua no se vende, el agua se defiende”, gritaban las mujeres que encabezaban la protesta, y delante de ellas iban tres policías motorizados abriendo el paso por la avenida Loja, subida de la Condamine, calle Tarqui, Sucre y Luis Cordero.

Entre los asistentes estuvieron la viceprefecta de Azuay, Cecilia Méndez. Un día antes el prefecto Yaku Pérez, a través de su cuenta de Twitter, invitó a los azuayos a “que se sumen a la marcha pacífica de la resistencia”. Él no estuvo presente porque estaba en Guayaquil.

También, se unieron activistas sociales, organizaciones comunitarias de agua y representantes del Cabildo por el Agua y del colectivo Yasunidos. Es la primera marcha de protesta -desde el 24 de marzo pasado- cuando se realizó la Consulta Popular en Girón por el tema minero.

En esa ocasión, el 86,79% de los electores (7 135 votos) se pronunció por la “no minería en fuentes de agua”, según los datos del Consejo Nacional Electoral. El sí obtuvo 1 086 votos.

Para la activista social Graciela Calle, por estos resultados favorables siguen resistiendo en las calles a los procesos de destrucción de la Pachamama. “Siempre decimos que cuidamos las necesidades vitales como el agua y la tierra que nos dan los alimentos.

Los dirigentes entregaron un manifiesto a las autoridades de la Gobernación y del Municipio para que se sumen a la propuesta planteada por el prefecto Pérez de ir a una consulta popular en la provincia para que el pueblo decida si quiere minería en fuentes de agua.

Suplementos digitales