27 de febrero de 2020 00:00

Mapa de inundaciones identifica 28 sitios como más vulnerables en Ecuador

En el recinto Corazal, Isidro Ayora, el agua acumulada ayer (26 de febrero del 2020) preocupó a los habitantes. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

En el recinto Corazal, Isidro Ayora, el agua acumulada ayer (26 de febrero del 2020) preocupó a los habitantes. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Varias redacciones (I)

Cada paso que dio fue lento. Procuró no perder el balance, a sus 67 años. En su mano derecha llevaba un canasto y con la otra sostenía a su nieta, de 13. Así, Cecilia Rodríguez cruzaba a pie el río Las Anonas, en el cantón Pedro Carbo, en Guayas. Se tomó cinco minutos.

El agua cubrió más de la mitad del cuerpo de la adulta mayor, que mide no más de 1,55.

Ella caminó por una especie de ruta que formaron los pobladores del recinto del mismo nombre del afluente. Era la parte menos honda.

Esa arriesgada maniobra realizan desde la tarde del martes 25 de febrero del 2020, cuando el río creció hasta 15 metros por las intensas lluvias y desbarató el puente peatonal de madera, que conectaba al recinto Las Anonas con otras 16 comunidades rurales como Las Palmas, La Carmela, Bijao, Villao.

En Las Anonas, un pueblo arrocero y cuya vía aún lucía este miércoles 26 de febrero del 2020 llena de lodo, temen que otro torrencial aguacero deje incomunicados a los recintos.

Joffre Morán habita frente al sitio desde donde partía el puente. Este miércoles veía los escombros que se mezclaban entre el monte y lechuguines de río.

En Manta, una cuneta en la vía Circunvalación se desprendió y cayó sobre un ducto. Foto: Cortesía  Municipio de Manta

En Manta, una cuneta en la vía Circunvalación se desprendió y cayó sobre un ducto. Foto: Cortesía Municipio de Manta

Hace 20 años no veía un panorama similar. Cree que se deben hacer más muros de contención y puentes peatonales fuertes. “Los cultivos de maíz se ahogaron, el agricultor no puede perder su inversión, se deben tomar previsiones”.

Además del puente de Las Anonas, colapsaron los que estaban en San Pedro de Villao, Providencia y Mata Palo, en Pedro Carbo. Este fue uno de los cantones afectados por las intensas lluvias durante el Carnaval, junto con Lomas de Sargentillo e Isidro Ayora.

También se ubican cerca otras localidades de Guayas que están en el mapa de zonas inundables del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias. Se identificó a 28 sectores del país como los más susceptibles a inundarse, pero 21 fueron los que más se anegaron, según un estudio de Gestión de Riesgos.

El alcalde de Pedro Carbo, Xavier Gómez, señaló que se va a investigar si en otra zona de Guayas se rompió una albarrada o dique, curso arriba, porque el nivel de la crecida del río no es normal.

Mapa de inundaciones identifica 28 sitios como más vulnerables

En Isidro Ayora, el recinto Corazal quedó el martes 25 de febrero bajo el agua. Este miércoles, los patios de las casas de ladrillo de los vecinos Quirsio y Digna Castro tenían agua acumulada. La preocupación es que se pueda convertir en un foco de infección para los cuatro niños de las dos casas. Los ríos Bachillero y Ciénega Redonda inundaron esa zona y otros recintos.

En Daule hubo afectaciones. En la península Las Ánimas se observaron cuatro canoas para trasladar pasajeros por la falta de vía. La carretera, en un tramo de unos 300 metros, está bajo el agua del río Daule.

Hasta este miércoles 10 afluentes estaban desbordados en Guayas y Los Ríos, según el informe de situación de época lluviosa de Gestión de Riesgos. Otros nueve estaban con tendencia a aumentar de nivel en ambas provincias y en Esmeraldas; y 8 con tendencia a disminuir.

Alexandra Ocles, directora de Gestión de Riesgos, indicó que El Oro, Los Ríos, Manabí, Guayas, Esmeraldas y Santa Elena fueron afectadas por las lluvias de los últimos días. También hubo daños en Morona Santiago. Machala y Salinas, que no están en el mapa de inundaciones, se anegaron, debido a problemas en el alcantarillado pluvial y sanitario.

Este invierno será moderado, según las proyecciones del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología, pero puede tener un grave impacto por la inexistencia de obras de mitigación. En la Sierra hay una mayor incidencia en Chimborazo, Austro, Sierra Centro y las vías de Pichincha.

En la provincia de Morona Santiago, en la parroquia Sinaí, terminaron este miércoles las tareas de búsqueda de un ciudadano colombiano que cayó en el río Ambusha. Se encontró el cuerpo sin vida, luego del accidente del sábado pasado.

Según el Cuerpo de Bomberos de Morona, las labores se realizaron en un trayecto de 45 kilómetros del río hasta la confluencia con el Pastaza.

En Manabí, las lluvias provocaron deslizamientos de tierra e inundaciones en Portoviejo, Manta, Jipijapa, Puerto López, Pedernales, Rocafuerte, Flavio Alfaro y Chone.

En Manta, una de las paredes del cerramiento del Hospital Rafael Rodríguez Zambrano se derrumbó. Además, se afectaron vías como La Circunvalación, donde una cuneta se desplomó sobre un ducto de agua potable. Ocho cuadrillas de la Empresa Municipal trabajan en la limpieza de 50 alcantarillas diarias, para evitar los taponamientos por basura en los barrios.

En Santo Domingo de los Tsáchilas se registró un deslizamiento de tierra en el sector Barro Amarillo, en la parroquia Santa María del Toachi, el pasado lunes. El poblado quedó incomunicado hasta este miércoles.

La provincia de Bolívar está en alerta ante nuevos deslizamientos en las carreteras de Chillanes, San Miguel, Chimbo, Echeandía y Guaranda.

Rubén Chérrez, técnico de Gestión de Riesgos en Bolívar, informó que las vías más afectadas fueron la vía San Miguel - Balsapamba, sector Alungoto, y en la carretera Guaranda - Echeandía, en el sector Agua Blanca. Lodo, piedras y arbustos obstaculizaron la vía y atraparon vehículos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)