4 de septiembre de 2020 00:00

Manta controla los casos; su sector comercial no se paralizó

El Municipio, el Ministerio de Salud y  la Prefectura crearon brigadas para identificar casos de covid-19. Foto: Municipio de Manta

El Municipio, el Ministerio de Salud y la Prefectura crearon brigadas para identificar casos de covid-19. Foto: Municipio de Manta

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
María Victoria Espinosa
y EL COMERCIO DATA
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Manta pasó al tercer puesto con más casos de covid-19 en Manabí.
Informes de la Mesa de Salud del COE local indican que hay menos contagios desde el mes anterior. Era el segundo cantón, pero desde el 25 de agosto ese puesto lo ocupa Chone; el primero es Portoviejo.

Del 1 al 30 de agosto hubo entre 1 y 4 casos por día, según la Dirección Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud. Hasta el 30 de agosto se hicieron 8 884 muestras; es decir, 34 pruebas por cada 1 000 habitantes.

Pero la tasa de mortalidad según la población está en 160 por cada 100 000 habitantes, tomando en cuenta los fallecidos confirmados y probables registrados por el MSP, hasta el 30 de agosto. Este indicador está muy por encima del promedio nacional que es de 59.

El alcalde Agustín Intriago indicó que con la Prefectura y el Ministerio de Salud se conformaron 20 brigadas médicas, para mejorar el diagnóstico. Entre abril  y julio se atendió a 72 000 personas de la zona urbana y rural. Esas brigadas también descongestionaron el sistema de salud.

Además, a través de una ordenanza, se obligó a las personas a usar mascarilla, se prohibió caminar por espacios públicos y se instalaron más de 60 lavamanos en mercados y lugares concurridos.

Según el Alcalde, las brigadas y las medidas de contención en los primeros meses de la emergencia ayudaron a frenar la curva de contagios.

Ese control también permitió que el comercio, uno de los tres sectores productivos del cantón, se recuperara, aunque aún no es total. Los otros segmentos son la construcción y manufactura.

Una de las razones es que el comercio de productos alimenticios, farmacéuticos y otros no se paralizó. Al inicio de la emergencia sanitaria, el 30% de las empresas y locales comerciales continuó con ventas en locales y a domicilio.

Tras el cambio al semáforo amarillo se reactivó el 100% de establecimientos comerciales (1 200) que se dedican a la venta o elaboración de ropa, calzado, plásticos, electrodomésticos, ferreterías y otros.

El analista Jorge Anchundia señaló que la economía local no se ha recuperado del todo, debido a la afectación a la construcción y la actividad turística.

Aunque esta última tiene un peso del 3% en el PIB, mueve a otros sectores como el comercio, pesca y construcción, porque el gremio hotelero remodeló su infraestructura para apuntar al turismo de negocios o convenciones.

En la actualidad, los 600 establecimientos turísticos de Manta se han reactivado parcialmente. Esteban Fiallos, presidente de la Cámara de Turismo de Manabí, dijo que se prevé que el segundo semestre sea más crítico, porque la mejor época para los viajes es la de julio y agosto, que coincide con las vacaciones escolares de la Sierra y la llegada de cruceros al puerto.

Según la Cámara Marítima del Ecuador, entre octubre del 2019 y agosto, se tenía previsto el arribo de 14 cruceros, pero solo llegaron nueve. Eso impidió la llegada de 8 000 pasajeros y 3 700 tripulantes.

El año pasado 300 000 turistas visitaron a Manta.


El dengue en la cuarentena


El cantón porteño también enfrentó el dengue. A la par del control del coronavirus se hicieron fumigaciones para eliminar los criaderos del zancudo, que transmite el dengue. Entre marzo y junio se registraron 360 casos sin signos de alarma. Los casos disminuyeron al terminar el invierno.


Campamento en El Aromo


En el campamento de la Refinería del Pacífico, en el sector de El Aromo, se adecuó un centro de acogida para tratar a personas con covid-19. Además, se instaló un policlínico con medicinas y respiradores. Entre mayo y julio se atendieron a 200 personas de Manta, Jaramijó y Montecristi.


Alojamiento para médicos


Cuatro hoteles adecuaron sus instalaciones para que los médicos pudieran descansar, después de los turnos en los hospitales y centros de salud. La atención fue gratuita y a cambio el Municipio entregó material para desinfectar las habitaciones y pasillos. Esa iniciativa duró hasta mayo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)