20 de September de 2009 00:00

Manchester United bate al City 4-3 en un partido de infarto

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Manchester (Reino Unido), DPA

El Manchester United se llevó hoy una inolvidable victoria de 4-3 sobre el Manchester City en un clásico local que se definió con un gol de Michael Owen en el minuto 96.

Un pase de Ryan Giggs al área, definido con maestría por Owen, hizo estallar al repleto estadio de Old Trafford, que seis minutos antes había visto como Craig Bellamy ponía un 3-3 que parecía definitivo.

El triunfo en el último instante sitúa provisionalmente al United en la cima de la Premier League del fútbol inglés, con 15 puntos, los mismos que el Chelsea, que se mide hoy al Tottenham Hotspur.

El City del argentino Carlos Tevez no se rindió, luchó de igual a igual en un partido en el que tres veces se vio en desventaja y tres veces logró igualar.

El choque terminó con polémica, ya que el entrenador del City, Mark Hughes, protestó encendidamente.

El árbitro había marcado cuatro minutos de prórroga, pero se jugaban ya cinco y medio cuando Owen, que había comenzado el partido como suplente, superó al arquero Shay Given para sellar un triunfo que parecía improbable.

Era el primer enfrentamiento entre los dos rivales de Manchester desde que el City se situara como "quinto grande" del fútbol inglés con su inversión de 100 millones de libras (163 millones de dólares) en nuevos jugadores.

El United se puso 1-0 tras apenas dos minutos de juego con un gol de Wayne Rooney, pero Gareth Barry igualó a los 16'.

Darren Fletcher puso al United nuevamente arriba en el 49' con un magistral cabezazo junto al palo izquierdo del portero rival, pero el City reaccionó a los 52' para el 2-2 con un impactante "misil" de Bellamy desde 25 metros.

Fletcher pareció asegurar la victoria local con otro cabezazo contra el palo izquierdo para 3-2 a los 80', pero en el final del tiempo reglamentario Bellamy aprovechó un grueso error de Rio Ferdinand, que le entregó al City la pelota en el medio campo, y puso el 3-3.

Todo parecía acabado, pero entonces el pie izquierdo de Ryan Giggs habilitó a Owen con precisión para que el delantero pusiera el balón en la esquina del arco y la fiesta se desatara en Old Trafford.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)