5 de agosto de 2019 00:00

Malestar por los robos y riñas en Carcelén, en el norte de Quito

Un local atiende al público a través de rejas metálicas, por temor a los asaltos y robos. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Un local atiende al público a través de rejas metálicas, por temor a los asaltos y robos. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 63
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Diego Bravo
Redactor 
dbravo@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La tomó con fuerza del brazo izquierdo y le apuntó con un cuchillo para arrebatarle USD 20. Eran las 15:51 del martes 21 de mayo del 2019 cuando el hombre ingresó a la heladería para robar a la mujer que atendía ese negocio. Asustada ella recuerda esos momentos y asegura que, en lo que va de este año, ha sufrido tres atracos en Carcelén, una localidad de
130 000 habitantes ubicada en el extremo norte de Quito.

“Me dejó moretones. Trató de quitarme el teléfono celular y forcejeamos”, señala la señora, de 58 años. Nadie le auxilió en esos momentos, el desconocido se llevó el dinero y huyó. El segundo atraco ocurrió la mañana del 1 de junio del presente año, cuando un desconocido le quitó el dinero en la puerta del local .

Hechos como estos atemorizan a los moradores. Gilbert Salazar, presidente del Comité Central, asegura que el vecindario es muy inseguro desde hace tres años. Por eso, en los próximos días está previsto que los vecinos realicen una marcha en contra de la delincuencia y para exigir mayor control en los espacios públicos debido a la masiva concurrencia de comerciantes autónomos no regularizados.

Según datos de la Policía, de enero a julio del 2019 en Carcelén se produjeron 61 robos a personas. En el mismo período del año pasado fueron 43. En lo relacionado con la sustracción de vehículos hubo 25 casos en este año; y 28 en el 2018. Los robos de motos se dispararon, pasaron de 4 a 21. Finalmente, los robos de casas se redujeron: 25 se registraron el año anterior y 19 en el 2019.

Otro dolor de cabeza son las riñas callejeras. La gente coincide que desconocidos se pelean por cuidar los sitios en donde se parquean los carros y hay disputas por esos espacios.

La última pelea ocurrió a las 12:10 del jueves pasado, cuando dos hombres se agarraron a golpes en la calle Alejandro Ponce Borja y avenida Jaime Roldós Aguilera. Ocurrió ante la mirada de los transeúntes, conductores de vehículos que circulaban por la zona y comerciantes. Los dueños de los negocios se asustaron y algunos cerraron las puertas de sus locales. Los vecinos observaban lo que ocurría desde las cercas de sus viviendas.

Al mediodía del jueves 1 de agosto, una riña callejera ocurrió ante la mirada de la gente. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Al mediodía del jueves 1 de agosto, una riña callejera ocurrió ante la mirada de la gente. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.


Para Salazar, este tipo de incidentes ocurren con frecuencia. Recuerda que otra gresca se registró en las afueras de la iglesia en febrero de este año.

El dirigente considera que los 53 policías que laboran en el Circuito Carcelén, para dar seguridad a 33 barrios, es insuficiente.

El capitán Santiago Tustón es comandante del Circuito Carcelén. Señala que se han implementado estrategias para combatir a la delincuencia. Por ejemplo, se han entregado hojas volantes con consejos y prevención, lo cual incluye un código QR para que la gente pueda unirse a los chats comunitarios de seguridad.

De otro lado se realizan reuniones permanentes con los dueños de locales comerciales. El objetivo es evitar atracos violentos como el que se reportó a las 18:30 del sábado 27 de julio. Dos hombres armados ingresaron a una peluquería para llevarse USD 700 y sustraer las pertenencias de los 20 clientes que estaban allí.

Los trabajadores de ese local comentaron lo que sucedió. “Es la primera vez que nos pasa algo así”, manifestó una empleada del establecimiento.

Los dueños y empleados de otros negocios también sienten preocupación. El trabajador de una panadería contó que le han robado seis veces. Uno de los asaltos fue incluso con arma de fuego.

En otros puntos de la urbe

La inseguridad inquieta a los moradores de otros barrios. Por ejemplo, los habitantes de Carapungo tienen previsto hacer una caminata de protesta la próxima semana. Lo mismo en el sector de La Ecuatoriana, en el sur. Y los vecinos del barrio La Tola se organizaron para realizar vigilias nocturnas. Los dirigentes del barrio Granda Centeno, en el norte, han organizado marchas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (26)
No (2)