10 de diciembre de 2018 15:35

Macron subirá el salario mínimo y bajará impuestos para calmar las protestas

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo que subirá 100 euros al salario mínimo en su país desde el 2019. Foto: AFP

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo que subirá 100 euros al salario mínimo en su país desde el 2019. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 2
Agencia EFE

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció este lunes 10 de diciembre del 2018 que subirá en cien euros el salario mínimo y que bajará impuestos a los pensionistas y a los trabajadores, en un discurso en el que trató de responder a las demandas del movimiento de los "chalecos amarillos".

Macron reconoció que sus palabras "han herido a algunos" en el pasado y consideró justificado el descontento que ha provocado las protestas, por lo que anunció que decreta un "estado de emergencia económico y social" para hacerle frente.

En un alocución televisada de 13 minutos de duración, admitió que el país afronta "un momento histórico" y pidió a las grandes empresas que participen en el esfuerzo necesario para cambiar la situación.

Macron indicó que ese aumento del salario mínimo (que en la actualidad es de 1 498 euros brutos, unos USD 1 700) entrará en vigor en 2019 "sin que le cueste nada al empleador" y añadió que las horas extraordinarias estarán exentas de impuestos y cargas también a partir del año que viene.

El mandatario solicitó además a los empresarios "que puedan" que entreguen a sus empleados una prima de fin de año que también quedará exonerada.

Asimismo, recalcó que los jubilados que ganen menos de 2 000 euros mensuales verán anulada la subida de la Contribución Social Generalizada (CSG), un impuesto proporcional sobre los ingresos profesionales o de capital que financia la Seguridad Social.

Por el contrario, no aceptó reinstaurar el impuesto sobre la fortuna (ISF), que lo pagaban aquellos con un patrimonio neto imponible superior a los 1,3 millones de euros y que fue sustituido por un impuesto sobre la fortuna inmobiliaria (IFI).

"Queremos una Francia donde una persona pueda vivir dignamente de su trabajo. Pido al Gobierno y al Parlamento que hagan lo necesario", concluyó sobre el conjunto de medidas previstas, que fueron acompañadas de una condena a los actos de violencia registrados en las protestas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)