9 de marzo de 2019 15:31

Luisa Maldonado: ‘Convertiré al Municipio en un lugar de emprendedores’

Luis Maldonado tiene 48 años. Se ha desempeñado como maestra y dirigente barrial. Concejala desde el 2009, impulsó la ordenanza de Política de Vivienda, así como las ordenanzas de Economía Solidaria, de Vivienda Social y de Regularización de Barrios. Foto

Luis Maldonado tiene 48 años. Se ha desempeñado como maestra y dirigente barrial. Concejala desde el 2009, impulsó la ordenanza de Política de Vivienda, así como las ordenanzas de Economía Solidaria, de Vivienda Social y de Regularización de Barrios. Foto: Víctor Muñoz / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 92
Triste 1
Indiferente 7
Sorprendido 0
Contento 83
Jorge R. Imbaquingo. Editor política@elcomercio.com (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN


Luisa Maldonado llega a la entrevista con el pie derecho enyesado. La candidata del correísmo tiene una fractura, como consecuencia de haber caído en un hueco hace dos semanas. Dice que debería estar totalmente quieta, pero que en plena campaña electoral es imposible.

Usted dijo que primero vivió en el norte, luego en el sur de Quito y que ahí fue dirigente barrial...
Soy cayambeña, pero a los 6 años salí porque mi madre trabajaba como conserje en la Escuela Remigio Crespo Toral. Luego fuimos a Tumbaco, cuando era un huerto, una belleza. No había agua potable, pero era lindo; fuimos a la Escuela Víctor Manuel Peñaherrera, que está en el parque de Tumbaco, fue la época más bella de mi vida.

¿Y cómo llegó a Quito?

Mamá pidió el cambio y llegamos al Centro Histórico de Quito, ahí viví en otra escuela, en la Diez de Agosto, hasta mis 19 años, cuando nos fuimos a la Kennedy, luego viví en el Comité del Pueblo.

¿Cómo vino al sur?
Mamá me dio un consejo, me dijo: ‘no quiero que vuelvas a repetir esta historia, así que tienes que graduarte y tienes que tener casa propia’. Y así vine al sur de Quito. Me vinculé a esta organización Solidaridad, de la cual soy fundadora, y parte de este proceso maravilloso que ha dado mucho a la ciudad y me quedé en el sur de Quito.

luisa maldonado si yo fuera alcalde

Pero una cosa es ser dirigente y otra, ser política...
Nunca pensé en el tema político partidario electoral, jamás. Porque yo llegué a Solidaridad por la necesidad de la vivienda y me junté con miles de familias para luchar por eso. En Solidaridad siempre nos dijimos que a pesar de ser gente de los sectores populares, sin recursos, nos merecemos una urbanización. ¿Por qué no, por qué solamente los barrios que tienen recursos?

En su gestión, ¿con qué arrancaría?
Ofrecí que apenas llegue a la Alcaldía voy a dar de baja el contrato de la plaza Belmonte, para que no haya más corridas de toros ahí. Porque estoy convencida de que los quiteños somos gente de paz y debemos dar un mensaje contundente de que no queremos más violencia en Quito. Entonces esa plaza Belmonte se va a ser entregada a gestores culturales.


¿La plaza no es propiedad privada?
Tiene un contrato de arrendamiento, es propiedad municipal que está entregada a una persona del sector privado, pero es un arriendo.

¿No hay forma de consensuar?
No es posible. Nuestra sociedad debe evolucionar. Creo que eso es bueno para nosotros. No puede ser posible que nos estemos divirtiendo con la tortura de un animal. No. Más bien hay que pensar en otras cosas que nos hagan más felices. La prensa ha sido testigo de delincuencia, de femicidios. Hay xenofobia cotidiana. A mí me da temor. Entonces, mientras más política pública a favor de la de la paz haya, creo que vamos a estar más cómodos todos, más felices.

¿Cuáles son los principales ejes de su campaña?
Me voy a dedicar totalmente a convertir al Municipio en un lugar para emprendedores, que dé condiciones para generación de trabajo. Creo que el mayor problema que tiene nuestra ciudad ahora es la falta de oportunidad de trabajo. Con el trabajo, nosotros podemos disminuir inseguridad, violencia y comercio informal. Mi propuesta es la generación de trabajo. Nosotros vamos a generar 100 000 puestos de trabajo.

¿Cómo lo va a hacer?
Yo también fui quien motivó la ordenanza de economía solidaria. Esta ordenanza, en uno de sus artículos dice: el 5% del Plan de Contratación Pública (PAC) de cualquier empresa municipal tiene que necesariamente destinarse a la compra pública a empresas asociativas. Eso lo vamos a implementar.

¿Cuáles son sus lineamientos sobre la seguridad?

Solidaridad es un barrio organizado. La principal arma, la más extraordinaria, para combatir la inseguridad es la solidaridad, la organización comunitaria; tenemos barrios limpios, organizados, vecinos que se conocen. Vamos a fomentar que se utilice la tasa de seguridad. Quito, su historia lo dice, ha sido progresista y libertaria, pero también muy solidaria. La solidaridad no es propiedad de los pobres, es intrínseca al ser humano. Por lo tanto, todos nos podemos ayudar y colaborar. Además, vamos a hacer programas independientes para combatir el femicidio, la violencia de género e intrafamiliar. Ahí tenemos un recurso económico, hay un fondo que no ha utilizado esta Alcaldía de USD 37 millones, que es el 0,5% que toda institución municipal pone. Nosotros lo vamos a subir al 1%, eso significan USD 4 millones anuales, dirigidos hacia estos delitos.

¿Ampliará el Metro, como es la sugerencia del actual Alcalde?
Pensar en ampliar le veo bastante difícil, porque hay que honrar las deudas, lo cual no significa que no lo hagamos. Pero lo que hay que hacer es dotar a Calderón del servicio de Trolebús, eso sí.

¿Qué le parece que las figuras principales del correísmo no hayan participado en las elecciones?
¿Las figuras principales?

Sí. Ricardo Patiño, Gabriela Rivadeneira, etc...

Dos cosas me pasan con eso. Primero es una enorme responsabilidad, porque asumimos el hecho de recuperar una posibilidad de continuar con el proyecto político. Y por otro lado es un honor, y esto creo que también se basa en que nuestra dirigencia aprendió alguna lección. La Revolución Ciudadana tiene errores, pero no es un error. Uno de ellos es no estar cercana a las bases. Ahora, al respaldar a Luisa Maldonado, nos da muestras de que la revolución es pueblo y que los grandes dirigentes están confiando en nosotros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (228)
No (11)