20 de junio de 2019 07:08

Londres no atribuirá a Riad contratos de armas que puedan usarse en Yemen

Niñas yemeníes hacen cola para pedir raciones de comida en un centro de beneficencia, este martes en Saná (Yemen).

Niñas yemeníes hacen cola para pedir raciones de comida en un centro de beneficencia, este martes en Saná (Yemen). Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El gobierno británico anunció el jueves 20 de junio de 2019 que suspenderá la entrega de nuevas licencias de venta a Arabia Saudí de armas que puedan ser utilizadas en el conflicto de Yemen, tras una decisión judicial que llamó al ejecutivo a “reconsiderar” sus prácticas.

“No estamos de acuerdo con el fallo y pediremos autorización para apelar”, afirmó el ministro de Comercio Internacional, Liam Fox, ante el Parlamento británico.

“Mientras tanto, no concederemos nuevas licencias (de venta de armas) a Arabia Saudí y a sus socios de coalición que puedan ser utilizadas en el conflicto de Yemen”, añadió.

Arabia Saudí interviene militarmente en el vecino Yemen desde 2015, liderando una coalición regional de apoyo a las fuerzas progubernamentales contra los rebeldes hutíes, que cuentan con el respaldo de Irán.

La justicia británica había considerado poco antes que la venta de armas por el Reino Unido a Arabia Saudí, en el contexto de la guerra en Yemen, está viciada por un “error de derecho”.

“El proceso de toma de decisiones del gobierno presentaba un error de derecho en un punto importante”, afirmó en un fallo el Tribunal de Apelaciones de Londres.

El ejecutivo británico “no evaluó si la coalición liderada por Arabia Saudí cometió violaciones del derecho internacional humanitario en el pasado durante el conflicto en Yemen, y no hizo ningún intento de hacerlo”, precisó Terence Etherton, presidente de la división civil del Tribunal de Apelación.

Este fallo “no significa que las licencias para exportar armas a Arabia Saudita deban ser suspendidas inmediatamente”, añadió, pero pidió al gobierno británico que “reconsidere” sus prácticas.

Una organización que milita contra el comercio de armas, Campaign Against Arms Trade (CAAT), había acudido en 2015 a la justicia en un intento de lograr la suspensión de las ventas británicas de bombas y aviones de combate al régimen de Riad.

Según CAAT, el ejecutivo británico es culpable de “violaciones graves y repetidas” del derecho humanitario internacional al entregar armas a esta coalición.

La ONG, que acudió al Tribunal de Apelaciones tras haber comenzado su periplo judicial en julio de 2017 ante la Alta Corte de Londres, “celebró” la “decisión histórica” del jueves.

Y llamó al gobierno a “dejar de entregar nuevas licencias de exportación de armas, suspender las licencias existentes y revisar todas las decisiones de exportación de armas a Arabia Saudí”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)