25 de abril de 2019 00:00

Lluvias continuas afectaron a 4 provincias

La vía Julio Andrade-La Bonita, entre Carchi y Sucumbíos, se derrumbó. Foto: Cortesía / Servicio Nacional de Gestión de Riesgos

La vía Julio Andrade-La Bonita, entre Carchi y Sucumbíos, se derrumbó. Foto: Cortesía / Servicio Nacional de Gestión de Riesgos

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Varias redacciones

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La región Sierra y parte de la Amazonía soportaron precipitaciones que empezaron, en algunas zonas, desde la tarde del martes y persistían hasta ayer 24 de abril del 2019. Las lluvias causaron deslizamientos en las vías y desbordamiento de quebradas, principalmente en Sucumbíos, Chimborazo, Loja y Carchi.

En esta última provincia, una parte del cantón Huaca y de la parroquia Julio Andrade (Tulcán) se quedaron sin agua potable por la crecida del río Chingual, que causó daños en la toma de agua que abastece a las dos localidades.

Erika Chamorro, directora de Gestión Ambiental y Riesgos del Municipio de Huaca, confirmó que la interrupción del servicio se relacionó con las lluvias de los últimos días. La creciente del río causó daños en la infraestructura y la pérdida de la tubería.

Tanqueros de los cuerpos de Bomberos de Huaca y Tulcán abastecieron a las dos urbes.

Chamorro comentó que personal y maquinaria de Huaca y Julio Andrade se movilizaron ayer hasta el sector para iniciar los trabajos de reparación. Sin embargo, estima que la tarea se demorará entre tres y cuatro días, pues hay que reemplazar la tubería que colapsó.

En esta zona también hubo daños en la mesa de la vía Julio Andrade-La Bonita-Lumbaquí, que conecta a Carchi con Sucumbíos. El inconveniente se ubicó en el sector de Santa Rosa, a causa del desbordamiento de una quebrada. Allí el tránsito vehicular está suspendido.

En esa vía, los técnicos calcu­lan que los trabajos de reparación tardarán aproximadamente 60 días. También recomendaron que se construyera una variante para que sea utilizada como vía alterna.

Desde el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) se recordó que el comportamiento climático de estos días ha sido el habitual registrado durante este mes, en plena época lluviosa. La entidad confirmó que en todas las estaciones de la Sierra se reportaron lluvias desde ayer.

Raúl Parra, especialista de Pronósticos del Inamhi, explicó que abril se ha caracterizado por lluvias continuas, principalmente para la Sierra y Amazonía. “La dirección del viento permite el ingreso de masas húmedas, que se presentan como precipitaciones”.

En la Sierra, la mayor cantidad de lluvias registradas hasta ayer fue en Pichincha (en Pedro Moncayo), con 37,3 litros por cada metro cuadrado. En la Amazonía, Lago Agrio recibió más lluvias, con 60 litros por cada metro cuadrado.

En Chimborazo, el temporal se siente con fuerza desde el fin de semana. Las lluvias ocasionaron el cierre parcial de la vía Huigra-Pepinales, en Alausí, y un deslizamiento de gran magnitud en Chunchi.

Según un informe del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos, el deslizamiento ocurrió en el sector de La Perla. Una gran cantidad de material pétreo se desprendió de un talud y dejó herida a una persona que transitaba por la zona.

El hombre, de 64 años, fue rescatado por los bomberos de Chunchi y fue trasladado a una casa de salud del cantón.

En el sur del país, los últimos tres días han sido de pocas horas de sol intenso en la mañana, lluvias en la tarde y frío intenso en la noche. Eso se ha vivido en Azuay, Cañar y Loja.

Las lluvias han provocado bloqueo de vías por derrumbes y el incremento de caudales en los ríos y quebradas. La mañana del martes en el sector de Los Pinos, del cantón lojano de Celica, colapsó una quebrada y ello ocasionó el daño de alcantarillas. El agua ingresó a varias viviendas de esa zona. Gestión de Riesgos de Loja atendió esta emergencia con ayuda del Cuerpo de Bomberos y del Municipio.

En Azuay, la vía Girón-Pasaje, que conecta con la provincia de El Oro, también estuvo bloqueada por varias horas, por un derrumbe en Uchucay.
Mientras que la Molleturo-Naranjal, que comunica a Azuay con Guayas, ha soportado constante caída de rocas sobre la calzada, lo que pone en riesgo el paso de los vehículos. Cuando la neblina es espesa, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas ordena el cierre de la vía por seguridad.

En Pastaza, un grupo de autoridades del Municipio de Mera y de Gestión de Riegos recorrieron ayer las zonas afectadas por el desbordamiento del río Pindo, en la parroquia Shell.

Allí, la crecida del afluente destruyó parte del dique turístico de la zona, un tramo de la vía se hundió y la pared de una vivienda cercana a la ribera del afluente se desplomó.

Patricia Larrea, coordinadora Zonal de Gestión de Riesgos, informó que maquinaria del Municipio aún limpia las zonas afectadas, como la vía que conduce al río Pindo y el dique turístico de Shell.

En Ambato se registraron ayer accidentes de tránsito en el Paso Lateral, con más de seis personas heridas. La Policía Nacional indicó que los casos fueron por exceso de velocidad y la calzada mojada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)