17 de marzo de 2019 14:51

Las lluvias dejan 2 735 afectados en Los Ríos; el agua cubre un tramo de la vía que conecta con Guayas

Los Ríos es una de las dos provincias del país que ha sido decretada en alerta naranja debido al impacto del temporal. Foto: cortesía del Municipio de Babahoyo

Los Ríos es una de las dos provincias del país que ha sido decretada en alerta naranja debido al impacto del temporal. Foto: cortesía del Municipio de Babahoyo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un tren de pequeñas olas se forma con el paso continuo de autos por el kilómetro 55 de la vía Babahoyo-Jujan. El carretero, que conecta Guayas con la provincia de Los Ríos, está cubierto de agua debido a las lluvias de los últimos días en esta zona del Litoral.

Los Ríos es una de las dos provincias del país que ha sido decretada en alerta naranja debido al impacto del temporal (la otra es Manabí). Las precipitaciones han afectado a 2 735 personas y han dejado 89 evacuados en lo que va del año, según reportes del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias. Babahoyo, Urdaneta, Ventanas, Puebloviejo, Quinsaloma y Montalvo son los cantones más afectados.

El alcalde de Babahoyo, Guido Silva, explicó que la situación es crítica porque las lluvias continúan y los caudales siguen incrementando su nivel. Los reportes de emergencias se originan casi a diario en las parroquias Pimocha, Caracol, La Unión y Febres-Cordero, ubicadas en zonas bajas, rodeadas por ríos.

Guido Silva, alcalde de Babahoyo, explicó que la situación es crítica porque las lluvias continúan y los caudales siguen incrementando su nivel. Foto: cortesía del Municipio de Babahoyo

Guido Silva, alcalde de Babahoyo, explicó que la situación es crítica porque las lluvias continúan y los caudales siguen incrementando su nivel. Foto: cortesía del Municipio de Babahoyo

Caseríos como Mote Piña, Ibarrola y Vuelta Larga, pertenecientes a Pimocha, se ubican al pie de caudalosos afluentes. Los endebles muros de contención, armados con sacos de arena, no han logrado evitar los desbordamientos. En estos sitios hay carreteros intransitables y algunos puentes han sido destruidos por la corriente.

“Estamos atendiendo a la población afectada con brigadas médicas, vituallas y lo que podamos porque los recursos económicos de la Municipalidad son escasos y el Gobierno, por emergencia, no ha enviado recursos para este tipo de acciones”.

La semana pasada, Alexandra Ocles, directora general de Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, visitó la provincia. Durante una reunión del Comité de Operaciones de Emergencia dijo que cada una de las instituciones que forman parte del Sistema Nacional Descentralizado de Gestión de Riesgos debe activar el Plan Nacional de Respuesta. En un comunicado se informó que “la respuesta debe ser inmediata y luego se debe establecer la recuperación y rehabilitación”.

En el cantón Urdaneta, el desbordamiento del río Catarama afecta a las zonas rurales. El pasado viernes el agua ingresó a diez viviendas en el recinto La Irene. 30 personas resultaron afectadas, sin embargo, optaron por permanecer en sus hogares.

Las lluvias también causan estragos en el sector agrícola. Según Gestión de Riesgos, hay 4 056,50 hectáreas de cultivos afectadas y 357 perdidas en Los Ríos.

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) activó la alerta roja para el río San Pablo, en Babahoyo, por el aumento de su nivel. Mientras que en el cantón Jujan (Guayas), en el límite con Los Ríos, se desbordaron los afluentes Jujan, Los Amarillos y Carrizal. El agua ingresó a las calles en las zonas más bajas de la parte urbana.

Estos desbordamientos inciden en la acumulación de agua en la transitada vía Jujan-Babahoyo. Personal de la Comisión de Tránsito del Ecuador y de la Policía Nacional vigila el paso vehicular, que se dificulta durante las noches.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)