Quito regresa a la alerta naranja por covid-19
Monto de nuevos microcréditos creció 63% en 2021
76% de planteles de Quito, habilitados para volver a…
Comisión para renovación de la Corte Constitucional …
Organizaciones hacen pedidos a la Asamblea sobre ley…
Viceministro de Educación: Planteles de Guayaquil sí…
Activista ecuatoriana Patricia Gualinga gana premio …
Ataque suicida en universidad alemana deja una perso…

La lluvia afectó a los poblados del límite entre Azuay y Cañar

Redacción Cuenca

Un derrumbe dejó incomunicadas a  30 personas de la comunidad de Gualalcay, en el límite entre Cañar y Azuay. Esto sucedió el martes pasado  cuando buscaban a  un  vecino.

El acceso al sector, que está en las inmediaciones  del Parque Nacional Cajas, es   difícil. Para el rescate acudieron  30 miembros de la Policía,  Bomberos de Cuenca y guardaparques del Cajas. Caminaron seis horas para llegar al sitio  donde estaban las personas.

Según Paúl Matute, supervisor de la Central de Emergencia 911 de Cuenca,   ellos  no se hallaban  atrapados sino incomunicados. Esto fue confirmado por los  rescatistas que  durmieron la noche del martes en el lugar y retornaron ayer a Cuenca.

Oswaldo Encalada, jefe de Área del Cajas, dijo que en la zona  las condiciones climáticas son cambiantes. “Las lluvias  se presentan repentinamente y hay  neblina”.

En la misma zona limítrofe entre Cañar y Azuay, el desbordamiento de los ríos Patul y Blanco por las  lluvias  ocasionó  inundaciones, colapso de puentes y derrumbes que mantienen incomunicadas a varias poblaciones.

La parroquia San Antonio de Paguancay, cantón Cañar, es la más afectada. Allí, la vía Zhucay-Pautucay colapsó porque el agua del Patul llegó a la carretera. Un puente que unía a comunidades de las dos provincias colapsó, según Carlos Naula, director de la Defensa Civil de Cañar.

Otro derrumbe  ocurrió en la vía Mantareal-Tansaray y  25 familias quedaron incomunicadas. En el sector  de río Blanco,   la carretera de acceso también fue afectada  y nueve familias  fueron albergadas  en casas de sus allegados.

Por ello, se activó el Comité de Operaciones Emergentes de Cañar, que atenderá a esos sectores alejados. Según el alcalde de Cañar, Belisario Chimborazo,  no  se puede ingresar a la zona para evaluar los daños porque las vías están interrumpidas. La prioridad es repararlas  y abrir albergues.

Suplementos digitales