28 de septiembre de 2018 00:00

El arribo de venezolanos sigue en Carchi

En Migración de Colombia persisten las largas filas para ingresar en Ecuador. Foto: Javier Montalvo Para El Comercio

En Migración de Colombia persisten las largas filas para ingresar en Ecuador. Foto: Javier Montalvo Para El Comercio

valore
Descrición
Indignado 66
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 1
Redacción Guayaquil
Redacción Sierra Centro
y Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Entrar a Ecuador antes de este domingo. Esa es la consigna de los ciudadanos de Venezuela que esta semana realizan sus trámites migratorios en Colombia para cruzar al país por el Puente de Rumichaca.

Los extranjeros, como Víctor Quinteros, de Maracay, esperaban aprovechar el estado de emergencia por la movilidad humana en Carchi, Pichincha y El Oro, antes de que finalice el 30 de septiembre.

Siete primos que llegaron anteriormente, con destino a Machala, le comentaron que se ofrecía hasta movilización gratuita en autobuses como parte de la ayuda humanitaria.

Desde mediados de agosto -cuando se inició la emergencia- hasta el 20 de septiembre salieron 71 autobuses desde Rumichaca rumbo a Huaquillas, en la frontera con Perú.

En esos vehículos se movilizó gratis a 2 948 venezolanos que no tenían dinero y que iban rumbo al sur del continente, según el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).

Aunque en los primeros días de la emergencia partían a diario hasta cuatro autobuses, ahora lo hace uno pasando un día.

Según un funcionario del MIES, en cada desplazamiento se llevó a un promedio de 44 personas, que entraron de forma regular al país y que se inscribieron en la frontera.

Los viajeros adultos reciben un kit de alimentos, que incluye galletas, jugos y pan, y otro de aseo, con pasta dental y papel higiénico. Los niños pequeños, un kit de comida con leche, frutas y un paquete de pañales.

A las 23:00 del martes último, Quinteros permanecía al final de una fila de 300 personas en la oficina de Migración de Colombia. Ahí operan tres puestos de atención ciudadana. Eso provoca la aglomeración.

En la oficina ecuatoriana, en donde hay de 5 a 15 ventanillas según la demanda, un promedio de 50 personas esperaban tramitar su ingreso a Ecuador.

A pesar de todo, el flujo de venezolanos se redujo en la frontera norte. En agosto, antes de la declaratoria de emergencia (miércoles 8), la Cancillería registró el arribo de hasta 4 200 ciudadanos de ese país por día en el Puente de Rumichaca.

Hoy ingresan entre 1 700 y 2 000 extranjeros, asegura Álex Cruz, gobernador del Carchi. Los representantes de instituciones públicas y privadas de la provincia estarán presentes en la III Mesa Nacional de Movilidad, que se reúne hoy en Quito. En la cita se decidirá si la declaratoria de emergencia finaliza o se posterga.

Según Daniel Regalado, presidente de la Asociación de Venezolanos en Ecuador, la medida no ha servido de mucho.

Asegura que a pesar de los anuncios, muchos inmigrantes aún no pueden regularizar su situación en el Ecuador. Otros que han conseguido empleo han sido sancionados por no tener los papeles en regla.

“Se han dado ayudas. Pero nuestra gente lo que necesita es trabajo, no regalos”, señala.

En Huaquillas también bajó el número de trámites diarios, de 1 512 en agosto a 434 durante este mes. La mayoría de venezolanos que va hacia el sur lleva pasaporte. Pese a que la reducción es considerable, la Gobernación de El Oro confirmó que aún mantiene la Mesa Técnica de atención.

Otros deciden quedarse. Una de las urbes de mayor acogida es Ambato. Este año se otorgaron visas temporales a 2 510 personas, de 4 036 pedidos presentados. El 90% de los solicitantes es de Venezuela.

La mayoría trabaja en ventas ambulantes. Alquilan juntos viviendas para compartir gastos hasta estabilizarse. Así explica Juan Oropeza, que vive en un departamento junto a su madre y seis amigos. El extranjero labora en la venta de vasos con gelatina.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (12)