11 de September de 2009 00:00

La limpieza costará más en Guayaquil

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

El proceso de contratación para la prestación de los servicios de recolección de basura, barrido y limpieza de vías públicas de Guayaquil avanza. Esta tarde se cierra el plazo para la presentación de las ofertas técnica y económica.

Según la licitación promovida por el Municipio de Guayaquil, las personas naturales y jurídicas, nacionales y extranjeras, tienen plazo hasta las 15:00 para presentar sus propuestas. Lo podrán hacer en la sede municipal, calles Pichincha y Clemente Ballén.



El ganador, en octubre
El Municipio paga a Vachagnon USD 19 por cada tonelada de basura recolectada y depositada en las Iguanas. El nuevo contrato fija un pago de USD 23.
En caso de presentarse una sola oferta, será considerada siempre y cuando cumpla con las bases. El ganador será anunciado el próximo 12 de octubre.
Para optimizar las tareas de  recolección, barrido y limpieza de las calles de Guayaquil, el Municipio porteño  tiene dividida a la ciudad en 24 sub zonas.
En la licitación se establece un servicio de barrido mecánico, con un equipo mototransportado. Deberá barrer un mínimo de 288 km diarios en Guayaquil.
El barrido manual diario en la ciudad será de un mínimo de 1 329 km. El oferente deberá contar, para esas tareas, con al menos 834 barrenderos.Una hora más tarde, a las 16:00, en el Salón de la Ciudad, se procederá a la apertura de los sobres para conocer las ofertas presentadas. A este acto puede asistir cualquier persona.

Según la convocatoria pública hecha el 30 de julio pasado por Luis Chiriboga, delegado del alcalde Jaime Nebot, el presupuesto referencial para esta licitación es de USD 174 729 003.

La concesión es por siete años, a los cuales se agregan 180 días, que es un período para la implementación del servicio, a partir de la suscripción del contrato.

Vachagnon es la empresa que ha operado el servicio en Guayaquil en los últimos 14 años. Su vocero, Jesús Beltrán, explicó que el aumento del precio del contrato tiene que ver con el incremento de la flota y personal en las bases.

“Ahora se incorporó una flota de volquetas, que no estaba en el contrato anterior, también subió el precio de recolección por tonelada. Hay que tomar en cuenta, además, que la ciudad ha crecido en extensión y habitantes”, señaló Beltrán.

Como ocurrió con el anterior contrato, en esta ocasión tampoco se toman en cuenta sitios en donde los recolectores no pueden acceder. Aquí están las calles peatonales, las zonas marginales donde los cables de luz y teléfono están a baja altura. También las vías que no están pavimentadas o tienen mucha inclinación, eso impide el ingreso de los vehículos.

Raquel Rodríguez, coordinadora del Observatorio de Servicios Públicos, tiene sus reparos a la licitación. Ella denunció que el contrato sigue teniendo un recorrido perimetral. Es decir, que no se toma en cuenta una recolección de basura  puerta a puerta.

“En el contrato actual se habla de barrido de las calles, pero no lo hacen como debe ser, porque no tienen el suficiente personal. Entonces, lo que se prevé es contratar a la misma empresa que ha sido varias veces multada”, dijo.

Tampoco se considera en el contrato la posibilidad de hacer un tratamiento de separación de desechos desde los propios hogares. “No se establece una campaña masiva de educación ambiental, en la que las personas puedan hacer reciclaje de los desechos”.

Para Rodríguez, un estímulo habría cuando, por ejemplo, se acumulan cartones y papeles. El precio que representen estos materiales se los debitaría del valor fijado para los impuestos.

La nueva licitación incluye un plan de relaciones con la comunidad. La ganadora del concurso deberá destinar USD 500 000 para campañas de publicidad y educación ciudadana.

Sin precisar cifras, Beltrán indica que Vachagnon sí realiza estas campañas. “Es más, las hemos reforzado, ya que en muchos barrios y sectores hay personas que sacan sus desechos pocos minutos después de que ha pasado el recolector. Tratamos de crear conciencia en la ciudadanía”.

El contrato para los próximos siete años, además de Guayaquil, incluye la recolección y limpieza de basura de parroquias y poblaciones rurales como Posorja,
El Morro, Puerto El Morro, Data de Posorja, Juan Gómez Rendón, Cerecita, Tenguel y sus recintos Israel, San Francisco, San Rafael, La Fortuna, Buena Vista, La Esperanza y Puerto El Conchero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)