30 de September de 2009 00:00

Liga se entrenó en Buenos Aires y mañana jugará

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Corresponsal en Buenos Aires

Ya en Buenos Aires, Liga Deportiva Universitaria practicó la tarde de ayer en el complejo de la Casa Amarilla, propiedad de Boca Juniors.

La delegación ecuatoriana, que llegó ayer a Buenos Aires, jugará mañana ante Lanús, por la Copa Sudamericana, equipo al que goleó 4-0, la semana pasada en el estadio Casa Blanca, de Quito.

“Eso no significa que no vayamos a jugar con el cuchillo entre los dientes”, dijo el mediocampista Cristian Lara en el ‘lobby’ del hotel Panamericano, aquel cuartel que tan buenos recuerdos trae a Liga: fue allí donde se hospedó el equipo cuando le tocaba jugar con algún equipo argentino cuando ganó la Copa Libertadores de América 2008.

Ni la cábala ni la holgura del marcador, ni siquiera la viada anímica con la que viene luego de la goleada 4-0 a Barcelona por el campeonato  local  permiten que los jugadores sobredimensionen la confianza. “Algunos pueden pensar eso, pero no los que queremos alcanzar cosas grandes. Liga está en Buenos Aires para eso: llegar lo más lejos posible en la Sudamericana”, dijo a este Diario Édison Méndez.

Por eso, la práctica fue de recuperación física, luego de las ocho horas de viaje, un poco de fútbol recreativo en un barrio como La Boca, en donde se respira fútbol por la cercanía con el tradicional equipo Boca Junior. “Son muy futboleros, el argentino siente el fútbol, por eso hay que tomar todas las precauciones necesarias, porque seguramente Lanús quiera revertir el resultado para así clasificarse”, añadió Méndez.

“Si nosotros fuimos capaces de meter cuatro goles, Lanús también lo puede hacer. Es uno de los mejores equipos de la Argentina, un club modelo, con jugadores nacidos en sus canteras, y eso hace que tengan amor por la camiseta”, trató de explicar Leonardo Marins, asistente del técnico Jorge Fossati, de
Liga, sobre lo difícil que puede resultar el cotejo ante  Lanús, conocido como ‘granate’.

La delegación alba reconocerá esta tarde la cancha en donde se realizará el partido: Lanús, una localidad del sur del Gran Buenos Aires, aproximadamente a 30 minutos desde la capital argentina.

En el entrenamiento de ayer, Fossati tenía previsto definir el equipo estelar y fortalecer la táctica para enfrentar al club argentino. Lo más probable era mantener el plantel que viene jugando en las últimas semanas. “Liga tiene que mantener su identidad y eso ayudará a ganar la clasificación para la próxima etapa”, agregó Méndez.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)