7 de September de 2009 00:00

El liderazgo de la Tricolor falló y provocó la derrota en Colombia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN



Colombia

2

 0

EcuadorRedacción Deportes

La derrota en Medellín generó estragos en Ecuador, pero no tanto desde el punto de vista de los números. Después de todo, aunque se perdió por 2-0 y se cayó al sexto lugar por gol diferencia, la Tricolor que comanda Sixto Vizuete está a solamente dos puntos del cuarto.

Con nueve unidades en disputa, no es descabellado suponer que Ecuador, con mejor calendario que los argentinos de Diego Maradona, terminen por rebasarlos.

La figura
Giovanni  Moreno
 hizo los pases gol
El volante de Atlético Nacional se mostró acertado en los pases para los goles de Colombia. El mejor fue el primero para Jackson Martínez, un callejón que dejó boquiabiertos  a los  centrales de la Tri. 


La contrafigura
Pablo Palacios coleccionó desastre tras desastre
El delantero ecuatoriano fracasó en su oportunidad de demostrar su valía en la Tricolor. Entró en reemplazo de Tenorio, pero jamás entró en el circuito del equipo. Fracturó a un rival y el juez lo echó por simular un penal.

El problema está en la manera en que se condujo el plantel, que acumuló una serie de errores, increíbles en un equipo que ya tiene bastante recorrido.

El más grave es, obviamente, la titularidad de Carlos Tenorio, quien estaba lesionado e igual se corrió el riesgo de alinearlo. El ‘Demoledor’ no aguantó y fue cambiado a los 23 minutos, lo cual alteró los planes de Vizuete, quien llegó en busca de los tres puntos y terminó luchando por el empate, lo cual tampoco era mal negocio para Ecuador.

Pero hubo más: el supuesto blindaje anunciado por el DT Vizuete para mantener concentrados a los muchachos no duró ni 24 horas, vulnerado por auspiciantes,  familiares  y comunicadores cercanos a la Ecuafútbol, si creemos en la versión de que la prensa pidió a la cúpula directiva más días para entrevistas y fotos. 

Ya en el cotejo, las culpas son compartidas. El estratega demoró en los cambios (meter a Jefferson Montero para que resuelva el cotejo en dos minutos es poco serio). El equipo, que lució en varios pasajes del cotejo con orden y aplicación y llegó a cortar el circuito del juego colombiano, falló en los momentos claves. Las figuras como Édison Méndez y Antonio Valencia no fueron determinantes.

La expulsión de Pablo Palacios fue un severo golpe  a la moral del equipo, pero más afectó la cruda escena del capitán Iván Hurtado increpando duramente a Vizuete en la zona técnica.

Aun así,  los jugadores estaban sosteniendo el empate y ponían en evidencia las costuras de Colombia, que otra vez lucía opaca y demasiado inofensiva. Esto,  hasta que cayó el gol de Jackson Martínez, quien  ganó las espaldas a los centrales gracias a un preciso pase al callejón de Giovanni Moreno. Esa jugada puso a guardar bajo la alfombra todo lo mal que los  locales la estaban pasando y dejó  a Ecuador mal parado.

La derrota deja como saldo tres ausencias para el duelo con Bolivia del miércoles (Néicer Reasco -el mejor tricolor en Medellín-, Palacios y Tenorio) y una desconcertante interrogante sobre el liderazgo que debe conducir a la Selección en los tres cotejos que restan. Hace cuatro años, Ecuador logró un triunfo en La Paz, un empate en Quito con Uruguay y otra igualdad, en Santiago.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)