15 de August de 2009 00:00

El líder que pronostica guerras en la región

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

 Redacción Mundo
 mundo@elcomercio.com

Adonde va, Hugo Chávez causa revuelo con sus declaraciones. Su arribo a Quito, para asistir a la Cumbre de la Unión  de  Naciones Sudamericanas (Unasur) y a la posesión del presidente ecuatoriano Rafael Correa, el pasado día 10, no fue la excepción.

El Presidente de Venezuela hizo  en el foro de la Unasur en Quito un nuevo pronóstico sobre una posible conflagración en América Latina. “La región afronta el riesgo de una guerra. El Gobierno de Colombia hoy defiende la tesis del ataque preventivo, Venezuela está en la lista”, dijo.

Acostumbrado también a dar golpes de efecto, el líder bolivariano complementó que “vientos de guerra comienzan a soplar” en Latinoamérica.



¿Quién es?
 Hugo Chávez Frías es el presidente de Venezuela desde 1999. Es un ex teniente coronel de Paracaidistas. Además, protagonizó un  golpe de Estado  en 1992. Encabeza una revolución socialista en su país. 
¿Qué hizo?
Congeló las relaciones con Colombia y salió a la búsqueda de proveedores que reemplacen a esta , en respuesta al acuerdo militar que habilita la presencia de tropas de EE.UU. en bases colombianas.
¿Qué dijo?
“Cumplo con mi obligación moral de alertar: vientos de guerra comienzan a soplar. El Gobierno de Colombia está a la orden de las provocaciones. Esto puede generar una guerra en Latinoamérica".

Los dichos del Jefe de Estado venezolano, en realidad,    son parte del nuevo capítulo de la larga saga de desencuentros que mantiene con Bogotá.   Esta vez la disputa se atizó, a finales de julio pasado,   a raíz de la decisión del gobierno del presidente colombiano Álvaro Uribe de profundizar  la colaboración militar con Estados Unidos. El aderezo a este desencuentro fue la versión de que armas vendidas por Suecia a Venezuela fueron encontradas en poder de la guerrilla  colombiana de las FARC, con las cuales Chávez tiene afinidad ideológica.  

El nuevo acuerdo Washington-Bogotá, cuyas negociaciones terminaron ayer y pasa a revisión de las instancias correspondientes para su posterior firma,  permitirá a EE.UU. utilizar siete bases militares  colombianas, pero no dará paso a que Estados Unidos  cree nuevos puestos. Al menos eso es  lo que han dicho casi al unísono el propio presidente Barack Obama y su  subsecretario adjunto de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Cristopher McMullen. Este funcionario del Departamento de Estado de EE.UU.   también estuvo en Quito para la posesión de Rafael Correa y dio  declaraciones en ese sentido a este Diario.

Las declaraciones de Chávez alrededor de una guerra en la región se dieron también luego de que ordenara el congelamiento de las relaciones con Colombia, que se traduce en una caída sostenida del  comercio binacional, que en 2008 alcanzó los USD 7 200 millones.

A renglón seguido del “congelamiento” de las relaciones con su país vecino y en medio de sus advertencias sobre un posible conflicto regional, el líder bolivariano  anunció que en breve viajará a Moscú para comprar “varios tanques rusos muy modernos, rápidos, que se esconden de noche, casi que vuelan...”.

Si se concretan las ventas de nuevo armamento en el mercado ruso, que pudieran concretarse en la ciudad rusa de San Petersburgo, el mes próximo, el Régimen de Caracas ampliará sus arsenales de procedencia rusa.  Venezuela ha suscrito entre 2005 y 2007 contratos de compra de armas rusas por valor de más de USD 4 400 millones.

El diario caraqueño El Universal publicó que Chávez  actualmente negocia la compra, según fuentes rusas,  una amplia gama de armamentos, en especial  una partida de carros blindados y tanques, así como aviones de combate, sistemas de defensa antiaérea, submarinos y lanzaderas de misiles. Además,  Caracas está interesada en particular en una veintena de sistemas de defensa antiaérea Tor-1, varios submarinos diésel y decenas de buques.
 
Las expresiones del gobernante llanero  en Quito siguieron a otras que hizo la víspera en Caracas, durante su programa dominical ‘Aló Presidente’. Entonces,  aseguró que soldados del Ejército  colombiano incursionaron en territorio venezolano a través del río Orinoco, en la frontera común.  El Gobierno de Colombia desmintió  la denuncia y el Ministerio de Defensa sostuvo que  la información que dio  Chávez “no era cierta”.

No es la primera vez que el  Mandatario nacido en  Sabaneta, Barinas,  habla de una  guerra  supuestamente  impulsada por Colombia y EE.UU. En  enero de 2008,  acusó  al gobierno de  Uribe, de “estar fraguando una conspiración, una provocación bélica contra Venezuela, por orden de Estados Unidos, para obligarnos a dar una respuesta que pudiera prender una guerra”. Entonces mencionó  una  supuesta Operación Balboa, un casus belli para que Washington lance  acciones de guerra contra Caracas, con la  colaboración de Bogotá. Sin embargo, nada de eso  ocurrió.

En ese entonces, los pronósticos de Chávez alrededor de una guerra se escucharon luego de que Uribe retirara al gobernante venezolano su confianza en la mediación que el líder venezolano  llevaba a cabo  para intentar la liberación de  46 rehenes en poder de las FARC.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)