22 de octubre de 2020 21:57

Líder indígena de Brasil dice que covid mató ‘bibliotecas vivas’ en su pueblo

Allesandra Korap Munduruku recibió el Premio de Derechos Humanos de 2020 por su lucha por los derechos de los Pueblos Indígenas de Brasil. Foto: Tomada de la cuenta Twitter CIDH - IACHR

Allesandra Korap Munduruku recibió el Premio de Derechos Humanos de 2020 por su lucha por los derechos de los Pueblos Indígenas de Brasil. Foto: Tomada de la cuenta Twitter CIDH - IACHR

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

La indígena brasileña Alessandra Korap, líder de la etnia Munduruku y quien este jueves 22 de octubre del 2020 recibió en ceremonia virtual el premio Robert F. Kennedy de Derechos Humanos 2020, afirmó que la pandemia del nuevo coronavirus mató "bibliotecas vivas", como son consideradas las personas más viejas y sabias de sus pueblos.

“La pandemia mató bibliotecas vivas” y “aumentó el número de invasores con sed de explotar nuestras tierras aprovechando que estamos en aislamiento”, lamentó al recibir el galardón la líder de 36 años y estudiante de Derecho en una de las universidades del estado amazónico de Pará (norte).

Brasil, uno de los países más afectados por la covid-19, totaliza más de 5,3 millones de casos confirmados y cerca de 159 000 muertes, de los cuales 31 761 contagios y 470 fallecimientos corresponden a indígenas.

Korap, quien se ha destacado al frente de las mujeres indígenas que luchan por la defensa de sus tierras contra actividades ilegales de madereros y mineros y se opone a los grandes proyectos hidroeléctricos de la región, recibió el premio virtualmente de parte de Kerry Kennedy, hija del fallecido Robert F. Kennedy.

“Otros intrusos han sido vectores de infecciones dentro de los territorios protegidos”, apuntó la activista estadounidense sobre los brotes de coronavirus en los pueblos indígenas de Brasil.

La amenaza de las hidroeléctricas

De otro lado, para Korap, los cuatro proyectos hidroeléctricos, entre ellos la presa gigante de Belo Monte, han destruido lugares sagrados y sus pueblos siguen amenazados por otras obras.

"Es un territorio tradicional y no queremos compensaciones, queremos nuestro río y la selva vivos, pero nos quieren expulsar. Nuestro territorio, nuestros ríos y nuestra vida no están a la venta. Se tienen que respetar a los pueblos indígenas, quilombolas (de afrodescendiente) y de pescadores", aseveró.

Según Korap, este premio ayudará a fortalecer la lucha por el territorio y traer esperanza para la resistencia, además de ser un "reconocimiento a los gritos de la selva que hacen eco con las voces" de los pueblos indígenas y a las que quieren "callar" para convertirlas en "museos que no hablan".

"La ganancia del hombre está destruyendo lo más sagrado, por ejemplo, el ferrocarril es para cargar soja y maíz para otros países. La colonización no paró, ella continúa y a este Gobierno no les gusta los indios, nos acusa de los incendios", agregó Korap en referencia al presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

Bolsonaro y el ambiente

El líder de ultraderecha, criticado por su política antiambientalista, ha acusado a agricultores y comunidades indígenas de parte de los incendios que se arrastran por la Amazonía y el Pantanal, el mayor humedal del mundo que el país comparte con Paraguay y Bolivia.

"Tenemos el derecho de decir no" a las obras que los Gobiernos del país han puesto en marcha en la región de la Amazonía, recalcó la líder indígena.

Kerry Kennedy destacó el activismo de Korap en pro de los "pueblos oprimidos" y su empeño por "un mundo más justo, que era lo que Robert Kennedy creía" ante "un presidente (Bolsonaro) que ha quitado muchas de las protecciones que tenían estos pueblos".

El exsecretario de Estado y excandidato presidencial estadounidense John Kerry, quien presentó el premio, apuntó que el mundo encara "un tiempo en el que los valores están siendo puestos a prueba, un tiempo en que los pueblos indígenas están sufriendo, muchas veces aislados".

Por eso, "la lucha extraordinaria por los pulmones del planeta, el liderazgo y coraje por el futuro" está en líderes como Korap, apuntó Kerry.

De acuerdo con el también exsenador, el mundo "necesita millones" como la líder, pues, según el político estadounidense, "se tiene mucho que aprender de los pueblos indígenas para no robarles a los hijos del mundo su futuro".

Después de la entrega del premio, la Robert F. Kennedy Human Rights abrió un debate virtual con personalidades conocedoras de la problemática indígena como el fotógrafo y activista brasileño Sebastiao Salgado y el cacique de los Munduruku -etnia de Korap- Juarez Saw.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)