Policías se movilizan en la cárcel de Guayaquil ante…
Personas perezosas son mejores empleados, dice Bill Gates
OEA: Migración venezolana llegaría a siete millones …
Ejecutivo firmó Decreto sobre funcionamiento de hipó…
Ciudadanos acudieron masivamente al Centro de Conven…
La Comisión de Fiscalización solicitó prórroga de ci…
Los gremios productivos piden respeto para Quito
Un fin de semana con alta radiación y fuertes viento…

Soy libre cuando imparto saberes a la juventud

Raúl Ilaquiche
Premio Bartolomé de las Casas 2008

Yo vivo mi libertad a cada momento y todos los días, sin ninguna interrupción o cualquier clase de obstáculo.

Esa es la independencia  pura que todos  los seres humanos tenemos por naturaleza, de tal manera que ninguna autoridad o norma legal nos coarte o impida  nuestro accionar cotidiano.

La forma en la que conduzco a las comunidades indígenas y el  ejercicio profesional de la abogacía me hace autónomo.

En el ámbito académico, impartiendo clases en la  universidad, siento que los principios académicos se transmiten a la juventud a través de la libertad de cátedra.

Eso me permite ser soberano. A las personas de mi comunidad les enseño que  la libertad se vive con respeto. Por eso, como autoridad y dirigente actúo defendiendo el mandato del pueblo. Ese es el principio básico  de todos los dirigentes cuando dirigimos  una organización.

El respeto y la consideración  a  mi esposa fomentan  la libertad del hogar. El  diálogo hace que la confianza fluya entre la pareja.