20 de September de 2009 00:00

La Ley da paso a más informales en las vías

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacciones Santo Domingo, Sierra Centro y Cuenca

Los clientes no dejan de preguntar a Virginia Beltrán por el costo de los zapatos. Esta comerciante de Ambato tiene su local de 1,5 m por 2 m, en la esquina de la calles 3 de Julio y Latacunga, en Santo Domingo.

Una carpa de lona verde sostenida con tubos metálicos cubre su lugar de trabajo.  El calzado se exhibe sobre estantes de madera forrados con plástico.
Cuando sus clientes piden un modelo que no está en exhibición, su esposo, Luis Chiquito, busca la mercadería en un costal de yute. Los bultos están a un costado de la carpa, sobre la vereda.

Ellos instalan su puesto desde las 06:30 y lo  desmontan a las 18:30.  Los comerciantes de esta zona utilizan el baño del Centro de Salud Augusto Egas.
Beltrán paga USD 6 mensuales al Municipio, por ocupación de la vía pública. Según Norma Sellán, directora de Recaudación del Cabildo, en agosto se recaudaron  USD 24 054.

Esta comerciante cuenta que el día que le va mal  vende USD 100, la cifra sube a USD 400 los fines de semana. Beltrán y su esposo no pertenecen a ninguna de las 77 asociaciones registradas en la capital tsáchila.  Sus integrantes ocupan las calles Ambato, Guayaquil, Tsáchila y 29 de Mayo, en el centro de la ciudad.

El Municipio planea construir un centro comercial para ubicar en un solo lugar a los informales. 

Las ventas ambulantes también son un problema en el centro de Ambato. Mario Mayorga, presidente de la Asociación de Comerciantes Minoristas Autónomos de la ciudad,  asegura que cada vez  hay más personas que ofertan productos en las calles.

Para él, el incremento es más notorio desde que se anunció el envío a la Asamblea Nacional del proyecto de Ley de Defensa de los Comerciantes Minoristas, Trabajadores Autónomos y Microempresarios. La norma les permite trabajar en las calles, incluso en los centros históricos y en las zonas regeneradas.

El documento es analizado por la Comisión de los derechos de los trabajadores y la seguridad social. Los dirigentes de los minoristas se quejan por la demora en la aprobación.

Por ello, el próximo martes iniciarán jornadas de protesta en todo el país. Están previstas marchas y la instalación de carpas frente a las gobernaciones.

En Ambato, el problema se agrava los lunes, día de feria. La ciudad se convierte en un inmenso mercado a cielo abierto. Los comerciantes  recorren las calles desde las 06:00 hasta las 22:00. Se calcula que 1 700 informales ofertan productos en las vías  y en las plazas Pachano, Juan Cajas y 1 de Mayo.

Desde el próximo año, el Municipio promoverá la campaña No compres en la calle.
 
En Cuenca, el renombrado Centro Histórico ha sido invadido, en los últimos meses, por los comerciantes informales. Los operativos de los policías y de la Guardia Ciudadana no han sido suficientes para desalojarlos.

A Isabel Tapia, de 44 años, cuando era niña, su madre le dijo que las mujeres deben trabajar y no estudiar.   Por eso, solo terminó la escuela y a sus 12 años ya vendía adornos para la cocina. Agora ofrece trigo perlado.

De acuerdo con los datos del Municipio de la capital azuaya, 665 comerciantes han hecho del Centro Histórico su principal espacio de trabajo. No hay un sitio para su reubicación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)