28 de julio de 2018 21:18

Lenín Moreno ve una salida en el caso Assange

El presidente Lenín Moreno cumplió siete días de agenda en Europa. Foto: EFE

El presidente Lenín Moreno cumplió siete días de agenda en Europa. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 30
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 43
Redacción Política
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El presidente Lenín Moreno arribó este sábado 28 de julio del 2018, a Guayaquil. Así puso final a su octavo viaje internacional.

Tras una gira que incluyó Inglaterra, Escocia y España, Moreno no tenía previsto cumplir actividades oficiales durante el fin de semana.

Mientras tanto, en una entrevista que concedió al diario El País, de Madrid, aseguró que la salida de Assange depende si acepta la pena que implica haber violado las leyes británicas, y precautelar su vida.

“La salida ideal sería conversar con el señor Assange y con su abogado con el fin de consultarles si él está dispuesto a aceptar las condiciones en las cuales el Reino Unido proporciona la posibilidad de una salida”, dijo Moreno.

“Si eso se da -agregó Moreno-, entendemos que hay una pena que tendría que asumir por haber violado el principio de acudir a presentarse con regularidad ante las leyes británicas. Y luego de pasar eso, inmediatamente poder gozar de la posibilidad de ser extraditado a un país donde no corre ningún peligro”.

Assange tiene seis años asilado en la Embajada de Ecuador en Londres. Luego de que rompiera su libertad condicionada, ya que Suecia pedía su extradición por unos presuntos cargos de delitos sexuales. Así, Assange cree que si deja la Embajada podría ser extraditado a EE.UU., que lo reclama por haber difundido información clasificada a través del portal Wikileaks.

En España, Moreno y sus ministros aprovecharon todas sus intervenciones públicas para dejar en claro la independencia de la justicia ecuatoriana con el poder político.

Esto forma parte de una estrategia del Gobierno, para revertir el discurso que trata de imponer Correa y que lo señala como un perseguido.

“La estrategia (de Correa) siempre fue la misma, complicar las cosas para generar una idea de que las cosas no marchan bien, tomar la bandera de la oposición y erigirse nuevamente como líder de la oposición del país. Una estrategia perversa, lastimosamente manejada desde el lado oscuro de la política. La política no es eso, es lealtad, es convencimiento de que las cosas pueden mejorar. La política es un ejercicio de verdad, de humildad”, dijo Moreno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (96)
No (56)