13 de agosto de 2018 15:16

Victoria y Lenín Moreno dieron una charla motivacional en Guayaquil

Victoria Salcedo, de 22 años, compartió su historia de vida frente a grupo de personas con discapacidad. Ella y el presidente Lenín Moreno invitaron a los asistentes a vivir sin límites.

Victoria Salcedo, de 22 años, compartió su historia de vida frente a grupo de personas con discapacidad. Ella y el presidente Lenín Moreno invitaron a los asistentes a vivir sin límites. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un pequeño set se adecuó en el tercer piso del Gobierno Zonal, en Guayaquil. Con un micrófono diadema, Victoria Salcedo hacía prueba de sonido antes de comenzar la charla.

Este lunes 13 de agosto de 2018, la joven habló de su vida dentro de una iniciativa motivacional denominada Sin Límites. A través de una charla -aunque frecuentemente lo hace en las redes sociales- transmitió mensajes de optimismo a personas con discapacidad.

Victoria tiene 22 años, estudia Psicología y desde hace un año se aventuró a conseguir un empleo. Ahora labora en el Ministerio de Inclusión Económica y Social, en el área de Talento Humano.

Para la charla de este lunes usó un vestido negro que dejó las cicatrices de sus hombros al descubierto, al igual que la prótesis metálica que reemplaza a su pierna izquierda.

A los 5 años, cuando jugaba en patines, sufrió un accidente. “Fue un 11 de noviembre. Como no sabía andar en patines usé una vara metálica para sostenerme y con ella topé un cable de alta tensión. Hubo una explosión fuerte y quedé inconsciente. Las heridas se gangrenaron… No había nada qué hacer y me amputaron”.

Con una sonrisa hacía pausas cada cierto tiempo durante su testimonio. A causa del accidente pasó un mes y medio en el hospital. Y poco después aprendió a escribir con su pie derecho. Ahora se maquilla -es modelo-, se toma selfies y se esfuerza por ganar más independencia.

No niega los obstáculos, como el bullying durante su etapa escolar; pero contó que pudo superarlos con el apoyo de su familia. “Cuando era pequeña lloraba mucho por cómo me veía con la prótesis. Todo fue un proceso. Aún ahora tengo muchos dolores físicos por usarla, pero quiero más de la vida. Entendí que tengo que aceptarme primero yo”.

Cerca del mediodía el set comenzó a llenarse. Su público estuvo conformado por personas no videntes, con problemas de movilidad, jóvenes con síndrome de Down y otras discapacidades.

Según datos del Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades (Conadis), en el país viven 415 500 con algún tipo de discapacidad. El 46,78% tiene discapacidad física.

Jorge Antonio Vera, de 29 años, estuvo entre los invitados. Él nació sin extremidades pero fue claro en decir que no hay límites. “Soy DJ. Recuerdo que en la escuela no me querían dar matrícula, pero mi mamá llevó una profesora a la casa para que aprendiera a escribir”, relató.

Victoria dirigió la charla y ocupó el centro del escenario. Sus palabras de positivismo contagiaron a los asistentes. “Me siento agradecida, fuerte y vocera de las personas con discapacidad (…). Todos somos distintos, de alguna manera; pero pasamos por cosas similares”, dijo.

Poco después, el presidente Lenín Moreno entró al set. El Mandatario comenzó por hacer un recuento de los proyectos que se han desarrollado en el país en los últimos diez años, entre ellos la misión Manuela Espejo. “Pensamos en los derechos de las personas con discapacidad, que abarquen todos los aspectos de la vida”.

Moreno también compartió su testimonio sobre cómo perdió la movilidad de sus piernas tras recibir un disparo. Y habló del humor como un tratamiento eficaz en medio del dolor.

“Victoria es un ejemplo extraordinario, lo son todos y cada uno de ustedes, porque teniendo una discapacidad están ejerciendo su derecho a ser felices y están llenos de logros (…). Sean felices, tienen derecho a ser felices”, les dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (5)