9 de octubre de 2018 18:48

Lenín Moreno anuncia un tren de Daule a Manta y habla de socialismo

El presidente Lenín Moreno saluda al alcalde Jaime Nebot durante la sesión solemne en Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

El presidente Lenín Moreno saluda al alcalde Jaime Nebot durante la sesión solemne en Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 49
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 7
Contento 33
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Sesión Solemne por los 198 años de Independencia de Guayaquil fue escenario de un anuncio que causó sorpresa. Tras saludar y escuchar al alcalde de la ciudad, Jaime Nebot, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, dio a conocer este martes 9 de octubre del 2018 que se construirán 400 kilómetros de línea férrea para un tren playero para turismo entre Daule y Manta.

A continuación, la transcripción de las declaraciones de Lenín Moreno:

"Hoy anuncio oficialmente el cumplimiento del gran sueño de la costa ecuatoriana: la construcción del tren playero. Vamos a ir desde Daule a Nobol, Guayaquil, Posorja, y luego recorrer Playas, Engabao, Engunga, Chanduy, Atahualpa, Anconcito, Salinas, Libertad, Punta Blanca, San Pablo, Monteverde, Ayangue, Valdivia, Manglaralto, Montañita, Olón, La Rinconada, Ayampe, Salango, Puerto López, Playa de los Frailes, Machalilla, Puerto cayo, Tanusas, San José, San Lorenzo, San Mateo, Playa Tarqui y Manta. 

400 kilómetros de un trayecto que impulsará el turismo, promoverá nuestras bellas playas, descubrirá al mundo los pueblos mágicos del ecuador, prmoverá arte, cultura, gastronomía, fomentará el comercio de la agricultura y de la pesca. 

Esta será la ruta del tren playero

Esta será la ruta del tren playero


Pero, sobre todo y ante todo, dará a los compatriotas guayaquileños, guayasenses, peninsulares y manabitas la oportunidad de nuevos emprendimientos, y un motivo más de orgullo de pertenencia a las playas más bellas del mundo. 

Desde ahí, todos los productores de sandía, cebolla, ajo, melón, tomate, arroz, así como los queridos pescadores, podrán exportar al país ¡y al mundo! Porque se lo merecen nuestros agricultores que nunca han podido sacar su producción. 

Porque ya era hora de que los habitantes de estas bellas playas puedan vivirlas, puedan mostrarlas, puedan disfrutar de un merecido descanso, en transporte de primera, cómodos, con todos los vagones con aire acondicionado. 

Como nos han contado que lo hacen, nuestros familiares migrantes en Europa: de manera segura, económica, hermosa, amigable con el medioambiente, y si congestionamiento de tráfico durante los feriados". 

Lenín Moreno habló de socialismo

El Primer Mandatario también habló de temas políticos y de socialismo durante su intervención en la Sesión Solemne por el 9 de octubre. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

El Primer Mandatario también habló de temas políticos y de socialismo durante su intervención en la Sesión Solemne por el 9 de octubre. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.


En otra parte del discurso en Guayaquil, el presidente Lenín Moreno topó temas políticos. Se refirió al socialismo que gobernó en la última década en distintos países de la región, entre ellos Ecuador. 

"El socialismo hay que reinventarlo día a día, entendiendo que- en el camino- hay coincidencias con otras líneas de pensamiento. No temamos a las coincidencias, mientras no perdamos de vista nuestros principios: la equidad, la inclusión, el respeto a los derechos humanos...

Aprendí también que ser empresario requiere tesón, estudio, creatividad... 

Entendí, que el emprendimiento es un inmenso valor que a la hora de construir un país genera inversión, producción, empleo y genera bienestar para nuestras familias. Esas son las coincidencias que no debemos temer. Y esas son, precisamente, las coincidencias que hoy estamos potencializado: gobierno, empresarios y ciudadanos. 

Nosotros creemos que, este nuevo socialismo, debe escoger lo mejor de cada tendencia. Por ello, nuestro gobierno que es dialogador, consensuador y equilibrado considera que lo prudente es producir con la derecha, óiganme bien, producir con la derecha y lo justo, repartir con la izquierda. Ya la alegoría la conocen perfectamente ustedes.

No partamos de una ideología. Vamos hacia ella. Construyamos nuestro propio socialismo, construyamos nuestra propia ideología. Dejemos de tratar de implementar e implantar ortopédicamente ideologías que en más de una ocasión han sido negativas, desastrosas y que para nosotros por lo menos son extrañas.

Si alguien duda de si soy socialista o no. ¡No duden, no lo soy! ¡No lo soy! No soy de ese socialismo que enalteció la corrupción, no soy de ese socialismo que acumulaba poderes no soy de ese socialismo que no sirve sino que se sirve del poder, que secuestra. Sáquenme de ese socialismo que secuestra, que solapa crímenes, que irrespeta la libertad de expresión, que irrespeta a las personas y a sus derechos y que aterroriza a la gente. No. No soy de ese socialismo.

Lastimosamente hubo sinvergüenzas que prostituyeron los términos; se apropiaron de los conceptos. Hay que rescatarlos y hacerlos nuestros una vez más. Se traicionó a una generación idealista que soñaba con tiempos de justicia, esperanzada en la equidad si es posible. 

Se apropiaron de nuestras palabras más queridas: 'revolución', 'socialismo', 'izquierda', 'compañero', realmente compañero, no cómplice. Se apropiaron de esos términos, incluido el de 'política'. ¡Ahora nos toca recuperar la dignidad, no solo del país, sino del vocabulario político". 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (333)
No (674)