23 de octubre de 2019 12:20

Lenín Moreno se reunió con la Conferencia Episcopal y agradeció al FUT por suspender las movilizaciones del 30 de octubre

El presidente Lenín Moreno, en el Palacio de Carandolet, este miércoles 23 de octubre del 2019. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

El presidente Lenín Moreno, en el Palacio de Carandolet, este miércoles 23 de octubre del 2019. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 20
Andrés García

El Palacio de Carondelet nuevamente es el escenario de reuniones entre representantes del Gobierno y diferentes actores sociales.

La mañana de este miércoles, 23 de octubre del 2019, arribaron a la sede del Ejecutivo cuatro representantes de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana.

La delegación la integraron los monseñores Luis Cabrera, vicepresidente de la Conferencia; Alfredo Espinosa, Arzobispo de Quito; René Coba, secretario del organismo; y Danilo Echeverría, representante del ámbito de la familia del organismo.

La Secretaría General de Comunicación permitió a la prensa acceder a la cita solo por unos pocos minutos. El Presidente Lenín Moreno agradeció a la Conferencia Episcopal, "a nombre del país, del Estado y del Gobierno" por mediar en momentos difíciles provocados por la falta de entendimiento y diálogo.

También habló de la "prepotencia de quienes creen que tienen derecho a quedarse indefinidamente en el poder", en referencia a las movilizaciones que afectaron durante 11 días al país, tras el ajuste económico que planteó el Gobierno y que finalmente fue derogado.

Además, Moreno expresó su agradecimiento al Frente Unitario de Trabajadores (FUT), por suspender las movilizaciones anunciadas para el próximo 30 de octubre.

"Como país, Estado y Gobierno y como su Presidente, manifiesto mi agradecimiento por su generosidad de espíritu. Verdaderamente para nosotros en las relaciones de paz, las puertas están abiertas", sostuvo el Jefe de Estado.

Luis Cabrera, vicepresidente de la Conferencia Episcopal, destacó la invitación del Gobierno para participar como facilitadores y mediadores en los diálogos con el movimiento indígena.

El prelado sostuvo que los pasos que se han dado hasta el momento mantienen la decisión y la esperanza de llegar a acuerdos "que satisfagan no solo a las partes involucradas, sino a todo el país".

Además, el religioso dijo que constituye una preocupación, y a la vez un desafío, iniciar un proceso de reconciliación y pacificación ante un pueblo "fragmentado y herido".

Hasta Carondelet también arribó un grupo de policías heridos durante las manifestaciones. Ellos recibirán un reconocimiento del Gobierno.

Además, fueron convocados los dirigentes de distintas modalidades de la transportación, para avanzar en los diálogos sobre la focalización del subsidio a los combustibles.

Napoleón Cabrera, de la Federación de Transporte Pesado, dijo que por ahora el Gobierno no les ha remitido una propuesta concreta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (8)