19 de agosto de 2020 00:00

Laboratorio privado procesará 1 500 pruebas de covid-19 al día en Quito

Nathaly García procesa las muestras de covid-19 en el  laboratorio de la UTE.

Nathaly García procesa las muestras de covid-19 en el laboratorio de la UTE. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Daniel Romero
y Evelyn Jácome (I)

La capacidad de procesamiento de las pruebas que adquirió el Municipio de Quito para detectar casos de covid-19 es insuficiente. Desde la próxima semana un laboratorio privado se encargará de esa labor, con lo cual se prevé llegar al promedio ofrecido de 1 500 muestras diarias.

Actualmente, los test se procesan en los laboratorios de las universidades UTE, Central del Ecuador y Hospital del IESS Quito Sur. En promedio, esas tres entidades evacúan 800 pruebas al día.

El Cabildo decidió que solo sea un laboratorio privado el que realice el procesamiento. Ximena Abarca, secretaria de Salud, señaló ayer que una vez que el laboratorio empiece a brindar el servicio ya no se renovarán los convenios con las universidades ni con el Hos­pital del IESS.

Al proceso de contratación pública se presentó un solo oferente, según Linda Guamán, asesora de la Secretaría de Salud. Ayer, en la sesión del Concejo Metropolitano, se anunció que la licitación está a punto de adjudicarse a OneLabt, que cuenta con autorización de la Agencia de Aseguramiento de los Servicios de Salud (Acess).

Abarca explicó que el promedio de 800 muestras diarias está sujeto a variaciones. Por ejemplo, esa capacidad bajó cuando hubo un desabastecimiento de insumos plásticos en el mercado, los cuales son necesarios para procesar las pruebas. De ahí surgió la necesidad de buscar un
apoyo externo.

Ese contrato, que se firmará esta semana, le costará USD 650 000 al Municipio. Así está establecido en el presupuesto referencial del proceso de adjudicación subido al ­portal del Servicio Nacional de Compras Públicas (Sercop). Cada procesamiento vale USD 13,60.

En los términos de referencia se establece que el laboratorio que gane la adjudicación deberá garantizar el transporte, procesamiento y resultados de 50 000 muestras para diagnóstico de covid-19.

Las universidades y el IESS Quito Sur -según Abarca- continuarán trabajando con los remanentes, tal como se acordó en los convenios.

Por ejemplo, el Cabildo donó a la U. Central 4 000 kits para realizar los procesamientos

bajo varias condiciones. Una de ellas es que trabaje en pruebas que se apliquen a la población de Calderón y al personal médico del hospital de
esa parroquia.

A la UTE se le entregarán esta semana 2 000 muestras. El viernes pasado, al Hospital IESS Quito Sur se le distribuyó una última dotación de test. Una vez que las tres entidades terminen esas tareas los convenios finalizarán.

Daniel Simancas, epidemiólogo y director de Investigación de la UTE, indica que esa universidad procesa en promedio entre 500 y 600 muestras a la semana. Para esto invirtieron recursos, personal y tiempo, con el objetivo de aportar en el aumento de la capacidad de procesamiento.

Los resultados de las muestras entregados en máximo 48 horas, según el especialista, permiten contar con información más fiable para rastrear y aislar a las personas del entorno y así contener la propagación del virus.

“Hay pacientes que han recibido sus resultados demasiado tarde. Incluso les llega cuando ya no son tan contagiosos y ahí no sirve de nada”, comenta Simancas.

El Municipio realiza pruebas en las 11 carpas médicas ubicadas en las siete parroquias más afectadas por la pandemia. También lo hacen las brigadas móviles que se despliegan por los barrios considerados críticos.

Desde el 22 de julio pasado, en esos puntos hubo 7 434 atenciones. De ese total, el 57% corresponde a hombres y el 43% a mujeres. Tanto en las carpas como en las brigadas son los médicos quienes determinan la necesidad de
una prueba diagnóstica.

Como parte de las estrategias, el alcalde Jorge Yunda reforzó ayer el Comité Científico Honorario del covid-19. Se trata de ocho investigadores y expertos de la salud que se encargarán de asesorar al Municipio en la formulación de directrices para contener la propagación del coronavirus. Los científicos mantendrán reu­niones con el Alcalde, cada 15 días.

Los integrantes son Ana María Gómez, Patricia Castillo, Ruth Jimbo, Marbel Torres, Andrea Gómez, Paulina Andrade, Gabriel Trueba y Nikolaos Kyriakidis.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias
Medidas de protección
Mapa de infectados
Glosario
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)