3 de junio de 2019 19:47

Kusi es el primer can adoptado en un plan de apadrinamiento de instituciones municipales de Quito

valore
Descrición
Indignado 15
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 38
Ana María Carvajal

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Kusi es desde este lunes 3 de junio del 2019 parte del equipo del Cuerpo de Agentes Metropolitanos de Control. Es un perrito mestizo, en el que predomina su facha de pastor alemán y que inaugura un programa de adopción en las empresas públicas, secretarías y unidades municipales de Quito.

Hace aproximadamente tres meses, Kusi (que significa alegría, según sus rescatistas) fue hallado en Guayllabamba. Era un perrito tranquilo, sociable, dócil, rasgos por los que se dieron cuenta de que era un perrito de casa al que probablemente abandonaron, explica Estefanía Gómez, de la clínica de Urbanimal de Calderón, en el norte del Distrito Metropolitano de Quito.

Al revisarlo, notaron que tenía un tumor en el área lateral izquierda y creen que esa fue la causa por la que lo dejaron en la calle. El equipo de veterinarios de Urbanimal operó al perrito de unos dos años de edad y lo rehabilitaron. Ahora está listo para compartir espacio con el resto de perritos que están a cargo de los Agentes Metropolitanos de Control.

Con Kusi se inauguró el proyecto la mañana de este lunes 3 de junio del 2019, pero en la tarde otros tendrán su oportunidad. Oso y Manchas son cachorros de ocho y tres meses de edad. Ellos serán los siguientes en ir a su nuevo hogar. Esta tarde, uno de ellos quedará a cargo de personal responsable y cariñoso con los animales, en el Instituto Metropolitano de Patrimonio.

Actualmente, en las clínicas de Urbanimal de Calderón y de la Quito Sur hay unos 20 perritos, entre cachorros y adultos que están listos para ir en adopción. Cuando llegan a estas clínicas, el personal los pone en cuarentena, los vigila, los desparasita, los alimenta y les dan agua. "Casi siempre llegan asustados. Poco a poco tratamos de que salgan con los otros perritos, les acariciamos, les damos cariño para que se sientan en confianza”, explica Gómez.

Este programa de apadrinamiento se hará en principio únicamente en las entidades municipales, pero según el alcalde Jorge Yunda, el Gobierno Nacional estaría interesado en replicarlo. Para Yunda, es necesaria esta campaña de corresponsabilidad, porque en Quito hay miles de perritos abandonados en las calles. Agregó que si se quiere erradicar la violencia en todas sus formas, hay que colaborar.


"Los perritos no molestan a nadie, son parte de la familia. Hoy empezaremos un modelo de que en todas las instituciones públicas demos en adopción un perrito. El Municipio se encargará de la salud, esterilización y alimentación de los animalitos mientras en las entidades se encargarán de su cuidado", dijo Yunda cuando entregó a Kusi en el cuartel del Cuerpo de Agentes Metropolitanos de Control, en el sur de Quito.

Este proyecto es parte de una propuesta para proteger a los animales que viven en la calle. El Alcalde dijo que se están haciendo campañas masivas y mejoras en los hospitales metropolitanos. Así se busca proteger también a la ciudadanía, porque cuando los perritos están abandonados, rompen fundas de basura y allí se forma un primer foco de insalubridad.

Los profesionales de Urbanimal irán a cada institución para verificar el espacio destinado a las mascotas. Ubicarán a cada una en el lugar adecuado, de acuerdo con su carácter y tamaño.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (29)
No (3)