9 de September de 2009 00:00

‘Karaoke’ cantó con humor al poder y a la familia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cultura

‘Karaoke, extraña concentración de fuerzas populares’ es la obra que Muégano Teatro estrenó en Quito, dentro de la programación del Festival Spondylus de las artes.

Tres mujeres y un hombre transitan sobre escena, se pierden tras las cortinas, se cambian de vestuario para cada ingreso, la
oscuridad les da el tiempo para que los personajes se multipliquen: madres, hijas, políticos, amantes... Si en el karaoke la premisa es ‘seleccione el número y entone la canción’,  en la obra de Muégano esta  se torna en  ‘escoja el personaje y viva la situación’.

En la dramaturgia, estructurada por varios cuadros,  se insertan fragmentos de canciones populares que ironizan  al poder,  al amor, a la familia, a la patria... Una propuesta cuyo criterio formador se devela en el desorden y el caos, aspectos simbólicos que marcan la relación con posturas ideológicas, fervores y comportamientos actuales de la sociedad.
 
La fuerza de una palabra cotidiana e irreverente se hilvana en el texto para presentar personajes dibujados desde la caricatura, pero que no pierden su realismo.

El ritmo se desata a partir de las acciones físicas. La pausa es colocada en escena por la reflexión a la que somete esta poética urbana, donde coexiste la ternura, lo truculento y la aberración. Todo ello tratado desde un humor desacralizador e inteligente.
  
La actuación seria es percibida desde el gesto mínimo hasta la expresión gradilocuente, entre la vocalización pura y el  trastabilleo de las sílabas.  Los personajes se muestran  intensos, y sus actitudes son frontales.  En la puesta en escena se ocupa todo el espacio, los desplazamientos y el juego de niveles apoya en la construcción de imágenes. 

Pilar Aranda, Marcia Cevallos, Bárbara Aranda y Santiago Roldós  interactúan en este ejercicio  escénico original. Tanto los textos como la dirección tienen la firma de Roldós, quien cuenta con la colaboración del resto del elenco en esta labor. En cuanto a  la parte de asistencia y producción, apoyaron algunos alumnos del Instituto Tecnológico de Artes del Ecuador (ITAE).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)