10 de enero de 2019 10:17

Tribunal pide traslado de presos catalanes a Madrid para ser juzgados

Un tribunal alemán rechazó el 22 de mayo de 2018 una nueva solicitud de los fiscales para encarcelar al depuesto líder catalán Carles Puigdemont hasta que se tome una decisión sobre su extradición a España. Foto: AFP

El expresidente catalán Carles Puigdemont, instalado en Bélgica desde fines de octubre de 2017, también está acusado de rebelión por la justicia española, pero no será procesado, ya que España no juzga en ausencia. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Tribunal Supremo español pidió este jueves 10 de enero del 2019 el traslado a Madrid de los nueve dirigentes independentistas catalanes en prisión preventiva por su papel en el intento de secesión de 2017, a fin de que estén disponibles “la última semana” de enero para ser juzgados.

La fecha de inicio del muy esperado proceso no ha sido aún fijada, aunque según uno de los bufetes de abogados que garantizan la defensa de los independentistas, se barajan el 29 de enero y el 4 de febrero.

En una carta dirigida al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el presidente del Supremo, Manuel Marchena, pide el traslado a Madrid de los nueve independentistas actualmente encarcelados en Cataluña, y la garantía de que estarán “a disposición” del tribunal “la última semana del corriente mes de enero”.

En total, 12 dirigentes catalanes serán juzgados en Madrid en este proceso. La fiscalía ha pedido en su contra entre siete y 25 años de prisión por rebelión y/o malversación de fondos públicos. Otros seis acusados de desobediencia serán finalmente juzgados por un tribunal en Cataluña.

En prisión desde hace más de un año, el exvicepresidente regional catalán Oriol Junqueras es el único que se expone a la pena más elevada, 25 años de cárcel y de inhabilitación.

Tras organizar el 1 de octubre de 2017 un referéndum de autodeterminación prohibido por la justicia, los separatistas proclamaron sin éxito la independencia de manera unilateral el 27 de ese mes.

El cargo de rebelión, que implica la noción de levantamiento violento, promete ser una de las más debatidas en el proceso. Ha sido rebatida no solo por los propios independentistas sino también por varios juristas destacados.

El gobierno socialista descartó este cargo, a través de la Abogacía del Estado, presente en el proceso, que ha optado por la “sedición”, menos grave, y solicitado penas de un máximo de 12 años de cárcel.

El expresidente catalán Carles Puigdemont, instalado en Bélgica desde fines de octubre de 2017, también está acusado de rebelión por la justicia española, pero no será procesado, ya que España no juzga en ausencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)