18 de junio de 2019 12:49

El Cabildo Kichwa de Otavalo castigó, con azotes y un baño de purificación, a un ciudadano acusado de hurto

Los dirigentes indígenas, liderados por Rumiñahui Jimbo, presidente de la organización, revisaron evidencias y conocieron la retención de Luis Javier C., que deambulaba por la urbe.

Los dirigentes indígenas, liderados por Rumiñahui Jimbo, presidente de la organización, revisaron evidencias y conocieron la retención de Luis Javier C., que deambulaba por la urbe. Foto: Cortesía

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 9
Washington Benalcázar
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Luis Javier C., de 43 años, fue obligado a caminar descalzo y en ropa interior por las calles del centro de la ciudad de Otavalo (Imbabura). Luego recibió cinco azotes y un baño de purificación con agua helada y golpes con ramas de ortiga, mientras permanecía atado a una columna de cemento, en la Plaza de Ponchos. Esa fue la sentencia que le aplicó el Cabildo Kichwa de Otavalo al ciudadano acusado de hurto.

La aplicación de la justicia indígena ocurrió la noche del 17 de junio del 2019. En la tarde el propietario de una despensa de víveres se percató que faltaban algunos envases de alimentos, por un costo de USD 60. Es por ello que recurrió a las grabaciones de las cámaras de video que están instaladas en el local. Luego llamó al Cabildo Kichwa para presentar la denuncia.

Los dirigentes indígenas, liderados por Rumiñahui Jimbo, presidente de la organización, revisaron evidencias y conocieron la retención de Luis Javier C., que deambulaba por la urbe. Con la ayuda de los agentes municipales se retuvo al ciudadano y se instaló una asamblea del consejo de gobierno del Cabildo Kichwa. Ahí analizaron el video y escucharon la versión del sospechoso.

Finalmente acordaron aplicar una sanción moral, que fue la caminata, y luego un castigo físico. Según Jimbo, el objetivo es que tenga vergüenza ante los vecinos y que no vuelva a repetir la falta. Una multitud de kichwas de la zona urbana acompañó el proceso de juzgamiento y la ejecución de la sanción.

También estuvo presente Rocío Cachimuel, presidente de la Federación de Indígenas y Campesinos de Imbabura. La líder justificó la acción tomando en cuenta que el Cabildo Kichwa es una autoridad reconocida por el Estado ecuatoriano y como tal tiene entre sus atribuciones la resolución de conflictos en su zona de influencia.

Los familiares de Luis Javier C. entregaron USD 60 a la autoridad local para que sean restituidos al propietario de la tienda de alimentos. Finalmente el retenido fue entregado a sus parientes, con la presencia de funcionario del Ministerio de Salud Pública y la Policía Nacional, para que verifiquen que esta buen estado de salud. Jimbo advirtió que otras personas que infrinjan la ley en la zona urbana de Otavalo también serán sancionadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)