26 de septiembre de 2018 15:45

La Junta de Beneficencia donó sillas de ruedas, bastones y coches a pedal, en Ambato

Un grupo de personas con discapacidad recibieron sillas de ruedas, bastones y coches a pedal. La entrega la realizó la Junta de Beneficencia de Guayaquil. Foto: Modesto Moreta

Un grupo de personas con discapacidad recibieron sillas de ruedas, bastones y coches a pedal. La entrega la realizó la Junta de Beneficencia de Guayaquil. Foto: Modesto Moreta

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Sociedad

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Al menos 180 personas entre niños y adultos mayores con discapacidades recibieron sillas de ruedas, bastones y coches a pedal hoy, miércoles 26 de septiembre del 2018. La donación lo efectuó la Junta de Beneficencia de Guayaquil.

El evento se cumplió en la plazoleta de la Iglesia Medalla Milagrosa, en el centro de la ciudad de Ambato, en la provincia de Tungurahua. La entrega la realizó Eduardo Romero, representante de la Junta de Beneficencia.
Asistieron monseñor Geovanny Pazmiño, obispo de Ambato, y las personas beneficiadas que llegaron acompañados de sus familiares.

Eduardo Romero
, de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, dijo que son 125 años de trabajo con la misión de ayudar a las personas de recursos escasos.

El apoyo llegó a 17 provincias del país con la entrega de sillas de ruedas, bastones y ayuda médica. El proyecto es financiado a través de la Lotería de Guayaquil, varias instituciones internacionales y de empresas.

“Esperamos seguir ayudando con lo que requiera la gente de la provincia”.
Entre los beneficiados estuvo Ramiro Pantoja. Arribó de la parroquia Cunchibamba. El hombre, de 59 años, sufrió un derrame cerebral hace seis años y quedó paralizado la mitad de su cuerpo. La falta de dinero impidió comprar una silla de ruedas para movilizarse.

Durante la misa dominical se enteró a través del párroco de la entrega de ayuda. “Me anoté y ahora recibí un coche de pedal que lo muevo con las manos, es una bendición para movilizarme en la casa y cuando voy a misa”, dijo Pantoja.

También la hija de Margarita Erazo recibió uno de los coches donados por la Junta de Beneficencia de Guayaquil. La joven sufre de retardo mental y su progenitora aspira que pueda tener movilidad con sus brazos y manos para que no se quede paralizada. “No tenía dinero para comprarle un coche, pero ahora gracias a Dios nos ayudaron con la entrega de este implemento que es de gran ayuda”.

En el acto monseñor Geovanny Pazmiño, obispo de la Diócesis de Ambato, agradeció el apoyo de la Junta de Beneficencia. Contó que las personas que recibieron las sillas de ruedas, bastones y coches son personas de las parroquias de los 9 cantones de Tungurahua. “Recogimos a las personas del sector rural que requerían de esta ayuda con el apoyo de los párroco, damas del voluntariado y la Cruz Roja”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)