22 de abril de 2017 00:00

Julián Assange podría ser juzgado por robo de datos en EE.UU.

Julián Assange está en la embajada desde el 19 de junio de 2012; el asilo fue concedido el 16 de agosto. Foto: Archivo / AFP

Julián Assange está en la embajada desde el 19 de junio de 2012; el asilo fue concedido el 16 de agosto. Foto: Archivo / AFP

valore
Descrición
Indignado 18
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 5
Contento 207
Redacción Política
y Agencias (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El arresto del fundador de Wikileaks, Julián Assange, es una “prioridad” para la administración de Donald Trump, presidente de EE.UU. Así lo reconoció el fiscal general, Jeff Sessions. 

Según la prensa norteamericana, la Fiscalía prepara cargos contra el australiano, que está asilado en la Embajada ecuatoriana en Londres desde el 2012. “Ya estamos redoblando nuestros esfuerzos en todas las filtraciones”, dijo el Fiscal.

El Departamento de Justicia de ese país contempla acusarlo por su presunto rol en diversos robos de información clasificada. Y “aunque se vaya a defender, trataremos de meter a algunas personas en la cárcel”, indicó Sessions.

Según el diario The Washington Post, los fiscales cuentan ya con una nota sobre las acusaciones contra los miembros de Wikileaks, que podrían incluir el complot, el robo de bienes al Estado y la violación de la ley de espionaje.

La investigación contra Assange se remonta a 2010, cuando Wikileaks publicó 470 000 registros de las guerras de Iraq y Afganistán, 250 000 cables diplomáticos del Departamento de Estado y otros documentos clasificados.

En ese entonces, el Departamento de Justicia renunció a la posibilidad de presentar cargos al considerar que el australiano se acogería a la Primera Enmienda de la Constitución norteamericana, que protege la libertad de prensa.

No obstante, los fiscales tienen ahora una visión diferente: consideran que el rol de Wikileaks no ha sido solo el de publicar documentos sino que también ha participado en su robo.

The Washington Post considera que la decisión se debe a la publicación de los documentos sobre un supuesto programa de espionaje de la Agencia Central de Inteligencia, para penetrar teléfonos inteligentes y computadores. Mientras que la CNN lo adjudica a la filtración de un programa de espionaje nacional e internacional, protagonizada por el exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional, Edward Snowden.

Uno de los abogados del australiano, Barry J. Pollack, contó a The Washington Post que no tiene información alguna sobre la posible imputación de dichos cargos y que no tendrían fundamento legal, ya que Assange es solo “un editor”.

La Cancillería ecuatoriana informó ayer, viernes 21 de abril,  que tampoco tiene ningún pronunciamiento al respecto.

Pero, el mismo Assange ya dijo el martes (18 de abril), en una entrevista con CNN, que aspira a que Ecuador le ayude a aplicar decisión de la ONU, de febrero de 2016, que dictaminó que su detención era ilegal y por tanto debía ser liberado. También, agradeció el apoyo pese a las presiones y amenazas que, según él, existen en su contra.

En ese entonces las autoridades inglesas y suecas informaron que el ‘hacker’ no está detenido, ya que está asilado bajo su voluntad.

El australiano se encuentra en esa situación desde que Suecia ordenó su captura por un presunto caso de violación, que él niega y considera un pretexto para extraditarlo a EE.UU. Esto aunque las autoridades suecas dicen que su marco legal lo impide cuando el país que solicita la extradición avala la pena de muerte.

Su permanencia en la Embajada peligró por la posibilidad de un cambio de Gobierno en Ecuador, pero el ganador de las recientes elecciones, el oficialista Lenín Moreno, garantizó que el podrá seguir asilado.

Esto aunque la estancia del ‘hacker’ en la sede diplomática tampoco ha sido sencilla para el Ecuador. Desde su llegada ha habido tres embajadores, varias declaraciones de Assange y publicaciones de Wikileaks que han influido en la política internacional.

El mismo Moreno admitió que le pedirá que sea “bastante más delicado” en esos temas. Por ejemplo, el último comunicado oficial sobre Assange fue en octubre.

El Gobierno se vio obligado a limitar su acceso a Internet en la Embajada, durante la campaña electoral en EE.UU., ya que el portal se dedicó a atacar a la candidata Hillary Clinton.

En contexto

Julián Assange, de 45 años y fundador de Wikileaks, está asilado en la embajada desde que Suecia pidió a Inglaterra su detención, por una presunta relación sexual no consentida con dos mujeres. Hace pocos meses rindió su versión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (32)
No (11)