12 de September de 2009 00:00

El juguete didáctico conquista su espacio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Construir

Elegir el juguete apropiado para los hijos no es una tarea fácil, hay que tener en cuenta algunos criterios psicopedagógicos para valorar la calidad del juguete según su valor educativo, como la edad, los intereses o las necesidades de los  niños.

Es importante no dejarse influenciar por el bombardeo publicitario de estas fechas y recordar que el juguete idóneo puede potenciar la inteligencia, la creatividad, la habilidad y la afectividad de los más pequeños de la casa.

“Bajo esta óptica, hemos creado lo que se llama el juguete interactivo. Este es, en esencia, un juguete educativo que permite a los niños mejorar ciertos aspectos de su fisiología y su inteligencia, como su motricidad, la lógica matemática, las aptitudes artísticas”, explica Evelyn Espinosa, de  Faviru.
 
Ulrike Rota Bover, de Asiri, afirma que  la durabilidad es una de las fortalezas que tienen los juguetes. “Nuestro objetivo es que estos accesorios puedan pasar de generación a generación”.

El primer factor que se debe tener en cuenta es la edad, explica el arquitecto Mauro Gallegos, de Garabatos, ya que los juguetes están diseñados en función de las distintas etapas evolutivas de los niños.

Mery Ubidia, de Pau Decoración Infantil, añade que otra de las ventajas de estos juguetes es que “están hechos con materiales muy bien trabajados,  de tal forma que no puedan causar daño a los niños”.

Las pinturas que se utilizan en estos juguetes son esenciales, explica Espinosa. “Se recomienda las que tienen pigmentos no tóxicos, pues los niños son dados a mordisquear  los juguetes”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)