25 de September de 2009 00:00

En jugos y colores sí opinan los clientes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

Naranja, tomate de árbol, maracuyá, naranjilla, sandía... Desde hace 3 años, las frutas de temporada llenan de color los depósitos de los jugos de la Sucre. El colorido local se encuentra ubicado en la calle del mismo nombre, entre Benalcázar y García Moreno, en el Centro.

Seis jóvenes atienden los pedidos de las decenas de clientes que llegan a diario al negocio administrado por Nancy Herrera y su esposo Segundo Armas.



Los ingredientes
El consumo frecuente del apio ayuda a reducir el colesterol, el ácido úrico y combate la hipertensión. 
La alfalfa tiene propiedades diuréticas y regula ciertos trastornos hormonales.
Las frutas tienen un alto contenido de agua y además contienen vitaminas y minerales útiles para el organismo.Por momentos, la música folclórica que suena en la radio es inaudible cuando la mayoría de licuadoras y extractores se enciende para sacar el zumo de algunas de las 22 frutas que se ofrecen en el local.

De lunes a sábado, de 08:00 a 18:30, ecuatorianos y extranjeros no pueden evitar probar los refrescantes y nutritivos jugos. “El de naranja con zanahoria es el que más se vende por su valor nutritivo y sus vitaminas”.

Fanny Caiza y Fabiola Cruz prefieren sus jugos de naranja y naranjilla mezclados con alfalfa. “La alfalfa sirve para contrarrestar la anemia”, explica, contenta,   Nancy Herrera.

María Ordóñez, en cambio, prefiere un zumo de naranja puro y frío para refrescarse del intenso sol del mediodía de ayer. Para acompañar los jugos, doña Nancy ofrece quesadillas, empanadas, bizcochos...

Carmen Rivete disfruta su jugo de naranja con un Chimborazo (un pastelillo con una cubierta de dulce blanco). “Es más sano que tomar soda”.

Pero los clientes también llegan al negocio por una bebida que, según la propietaria, reduce los niveles de colesterol y cuya receta  mantiene entre sus secretos culinarios.

A pocos metros también se preparan los jugos al gusto del cliente en el local de Vicente Escobar. Cinco empleados atienden el local que además ofrece desayunos y almuerzos. “La mezcla más extraña que nos han pedido es de mango y alfalfa”, cuenta una de las dependientes.

Los extranjeros que pasan por la calle Sucre tampoco aguantan la tentación de probar el zumo de frutas que algunos no conocen. “A los extranjeros les llama la atención las frutas como el tomate de árbol”.

Además de los jugos naturales, en el local de doña Tere, en la calle Montúfar y Olmedo, también se ofrecen bebidas medicinales. “Las aguas de purgas se preparan con hierbas dulces y amargas”, cuenta Teresa Suña, una cuencana que atiende su negocio desde hace 20 años.

Ella también tiene su propia receta para avivar la pasión de sus clientes que llegan de lunes a domingo a partir de las 05:00 hasta las 19:00, en busca del brebaje afrodisíaco.“Cada fruta y hierba tiene sus propios beneficios para la salud”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)