3 de julio de 2020 13:38

Máxima pena para dos jóvenes que violaron y secuestraron a una mujer extranjera en un taxi en Quito

La Ley en Ecuador no obliga a las víctimas de violación a presentarse en la audiencia de juicio. Sin embargo, la joven decidió dar su testimonio ante el Tribunal Penal, "para que ninguna otra mujer pase por lo que yo sufrí". Foto: Twitter / Fiscalía

La Ley en Ecuador no obliga a las víctimas de violación a presentarse en la audiencia de juicio. Sin embargo, la joven decidió dar su testimonio ante el Tribunal Penal, "para que ninguna otra mujer pase por lo que yo sufrí". Foto: Twitter / Fiscalía

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 109
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Christian Roberto O.C. y Washington Andrés S.G. de 19 años de edad recibieron la pena máxima acumulada más agravantes, 40 años de prisión, por la violación y secuestro extorsivo de una joven en 2019. En la investigación, la Unidad Antisecuestro y Extorsión (Unase) de la Policía Nacional determinó que no era la primera vez que cometían este tipo de delito. 

La Ley en Ecuador no obliga a las víctimas de violación a presentarse en la audiencia de juicio y, comúnmente, se manejan los casos bajo testimonio anticipado sin la presencia del victimario para evitar la revictimización. Sin embargo, en este caso la joven de 22 años decidió presentarse y hablar del ataque sexual “para que ninguna otra mujer pase por lo que yo sufrí”, dijo, según recoge un boletín publicado por Fiscalía el jueves 2 de julio de 2020. 

La joven migrante laboraba como trabajadora sexual en Quito. “Ofrezco mis servicios a través de Internet, como dama de compañía. Mantengo a mis dos hijos pequeños y a mi familia en Venezuela. Desde lo que me hicieron –más de tres meses – no he podido trabajar, porque tengo miedo”, relató ante el Tribunal Penal. 

El 12 de agosto de 2019, ella subió a un taxi cuyo conductor era Washington Andrés S.G. y en el que Christian Roberto O.C. iba como ocupante. Los ahora sentenciados habían requerido sus servicios y, por esta razón, la joven abordó el vehículo. 

En el interior del vehículo, Christian Roberto O.C. la amenazó con un cuchillo. La obligaron a contactarse con algún conocido que les hiciera un depósito de USD 200. Así, llamaron a la pareja de la joven y le exigieron este pago. Al ver que su pedido no era respondido de manera inmediata, los agresores comenzaron a hacerle cortes en las piernas y a enviar fotografías al novio. En la espera por el depósito, la víctima fue violada. 

Así, el joven se contactó con la Policía Nacional. Agentes de la Unase llevaron a cabo una triagulación de las llamadas y dieron con la ubicación del teléfono. Los agentes rescataron a la joven y aprehendieron a uno de los sospechosos; Christian Roberto O.C. logró escapar. Al revisar uno de los celulares de los hombres, los uniformados se percataron de que había otras víctimas.

Según la fiscal de violencia de género Alejandra Sigcha, hallaron “varias fotos de mujeres que prestaban sus servicios sexuales y se evidenció que utilizaban esta forma de operar con varias ciudadanas extranjeras que, por temor, no los habrían denunciado”. 

El 5 de mayo de 2020, el agresor que se encontraba prófugo fue hallado en un centro de rehabilitación para drogas clandestino, en el sector de Cotocollao, norte de Quito. Con la condena de los dos acusados, además de los 40 años de prisión, deberán pagar a la víctima una reparación integral de USD 2 000 y una multa de 800 salarios básicos unificados. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (147)
No (6)