28 de agosto de 2019 21:15

Jóvenes que hurtaron dos bicicletas a extranjeras fueron castigados con agua y ortiga

Dos hombres fueron castigados por el robo de dos bicicletas e implementos deportivos de turistas, bajo las disposiciones de la justicia indígena de la comunidad en Guaranda, en la Sierra del Ecuador. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO

Dos hombres fueron castigados por el robo de dos bicicletas e implementos deportivos de turistas, bajo las disposiciones de la justicia indígena de la comunidad en Guaranda, en la Sierra del Ecuador. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 19
Fabián Maisanche

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con agua y ortiga fueron castigados los hermanos Jaime y Cesar Ch., este miércoles, 28 de agosto del 2019. Los cabildos y dirigentes indígenas aplicaron la justicia indígena en la plaza central de la parroquia Salinas del cantón Guaranda, en la provincia de Bolívar.

Los jóvenes fueron encontrados culpables por el Cabildo Matiavi-Salinas de haberse sustraído las bicicletas de las turistas de nacionalidades alemana (María Garus) y polaca (Anni Karesart) la noche del sábado, 24 de agosto. Ellos confesaron en la asamblea extraordinaria que escondieron los 'caballitos de acero' en las cercanías de la cascada del Búho, a dos kilómetros de la parroquia Salinas.

Aprovecharon que las aventureras acampaban bajo una roca en el sector Tresquila, para hurtar las bicicletas. Manuel Chiza, cabildo de Matiavi-Salinas, indicó que una comisión de dirigentes logró recuperar las dos bicicletas, documentos personales y otros accesorios que fueron sustraídos. Las mochilas, carpas, bolsos, ropas, zapatos y otros enseres fueron arrogados a lo largo del camino.

Los jóvenes fueron castigados por el delito de hurto con un baño de agua fría y plantas medicinales. Los padres de los acusados y un grupo de mujeres de la comunidad ejecutaron la pena. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO

Los jóvenes fueron castigados por el delito de hurto con un baño de agua fría y plantas medicinales. Los padres de los acusados y un grupo de mujeres de la comunidad ejecutaron la pena. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO


“Al haber confesado su crimen se aplicó la justicia indígena. El propósito es que los hermanos se reintegren a la comunidad y el castigo es para que el resto de habitantes no vuelvan a cometer este tipo de delitos que afecta a esta parroquia turística del país”, aseguró Chiza.

Las extranjeras presenciaron el acto junto con la comunidad y las autoridades de la provincia que se concentraron en la plaza central de Salinas. Los jóvenes fueron castigados con agua y plantas medicinales por sus padres y un grupo de mujeres de la comunidad.

Las mujeres extranjeras afectadas por el hurto de sus bicicletas en la parroquia Salinas del cantón Guaranda, en Bolívar, presenciaron el castigo de la justicia indígena en la Sierra del Ecuador.


Los hermanos pidieron disculpas a las turistas y también a la población por el hecho delictivo que cometieron. Luego se hizo la entrega de los objetos y documentos sustraídos. Además, los hermanos deberán realizar 30 horas de trabajo comunitario en las diferentes comunidades.

Mientras que las visitantes continuarán en bicicleta su travesía que comprenden desde el círculo ártico de Alaska (Estados Unidos) hasta Ushuaia (Argentina).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (24)
No (2)