Biden recrimina a Xi Jinping por Hong Kong, Xinjiang, Taiwán y su economía

Joe Biden expresó al presidente chino  Xi Jinping su preocupación por las prácticas económicas coercitivas e injustas de Pekín. Foto: EFE

Joe Biden expresó al presidente chino Xi Jinping su preocupación por las prácticas económicas coercitivas e injustas de Pekín. Foto: EFE

Joe Biden expresó al presidente chino Xi Jinping su preocupación por las prácticas económicas coercitivas e injustas de Pekín. Foto: EFE

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, conversó con su homólogo chino, Xi Jinping, al que recriminó la política de Pekín hacia Hong Kong, la región de Xinjiang, Taiwán y también por sus prácticas económicas.

Fue la primera llamada entre los presidentes de las dos mayores economías mundiales desde la llegada de Biden al poder el 20 de enero pasado.

En un comunicado, la Casa Blanca informó este 10 de febrero del 2021 que Biden “subrayó su preocupación por las prácticas económicas coercitivas e injustas de Pekín, la represión en Hong Kong, los abusos a los derechos humanos en Xinjiang y las acciones cada vez más firmes en la región, incluso hacia Taiwán”.

Biden también le trasladó a Xi que su prioridad es “proteger la seguridad, prosperidad, salud y estilo de vida del pueblo estadounidense”, así como “preservar libre y abierta” la región marítima Indo-Pacífica.

Los dos líderes hablaron asimismo de la pandemia de covid-19, “los desafíos compartidos de la seguridad sanitaria mundial, el cambio climático y la prevención de la proliferación de armas”, de acuerdo a la Casa Blanca.

Biden subrayó su disposición a alcanzar “compromisos prácticos y en busca de resultados cuando promuevan los intereses del pueblo estadounidense y los de los aliados” de Washington.

Finalmente, el nuevo líder estadounidense aprovechó la llamada para felicitar al pueblo chino por el Año Nuevo Lunar que empieza este viernes 12 de febrero del 2021.

La relación entre Washington y Pekín se deterioró dramáticamente durante la Presidencia de Donald Trump, que empezó una guerra comercial con China con la imposición mutua de costosos aranceles y sanciones contra importantes empresas chinas.

Además, Trump culpó a China por la propagación del coronavirus, al que solía llamar “virus chino”, y la pandemia.

El conflicto en Hong Kong y la intromisión de EE.UU. también fue un elemento de tensión entre Washington y Pekín durante la anterior Administración.