Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 13 de junio del 2021
China pone énfasis en explorar el espacio
La Playita del Parque Nacional Machalilla es vital p…
Las personas con albinismo luchan contra burlas y pr…
El Gabinete presidencial junta a tres generaciones
Alexandra Vela: ‘El encuentro es bueno, pero no es u…
En el vacunatorio del Bicentenario hubo música y danza
Virtualidad afectó a negocios aledaños a las universidades

Ministro de Defensa dice que la Armada no puede inspeccionar a buques

A las afueras de la Embajada de China en Quito se concentraron ayer activistas en rechazo a los buques. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

A las afueras de la Embajada de China en Quito se concentraron ayer activistas en rechazo a los buques. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

A las afueras de la Embajada de China en Quito se concentraron ayer activistas en rechazo a los buques. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

El ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, y Norman Wray, presidente del Consejo de Gobierno de Galápagos, comparecieron el viernes 14 de agosto del 2020 ante la Comisión de Soberanía de la Asamblea, mientras que en Quito y Guayaquil activistas protagonizaron plantones por la presencia de buques extranjeros cerca a las islas.

Tanto Jarrín como Wray insistieron en que hasta ahora ninguna de las más de 300 embarcaciones pesqueras ha incursionado en la zona económica exclusiva del Ecuador o en la reserva marina.

El Ministro explicó que “lo que están haciendo esos buques en aguas internacionales no puede ser verificado” únicamente por el Ecuador.

“Alguna organización dijo que la Fuerza Naval vaya a inspeccionar los 300 buques, eso no es factible, físicamente no es factible y luego no tenemos jurisdicción, ni capacidad ni jurisdicción,eso está en manos de las organizaciones internacionales, países ribereños y otros que se adhieran, por ejemplo, la Comisión Permanente del Pacífico Sur”, señaló Jarrín.

Wray mencionó que aún no están listos los mecanismos para el monitoreo de dichas embarcaciones, conforme a los primeros resultados de las negociaciones diplomáticas entre Ecuador y China.

Jarrín destacó el compromiso del gigante asiático de aplicar una veda para sus embarcaciones entre septiembre y noviembre.

El Ministro también exigió respeto a la soberanía y leyes del país a Sea Shepherd, al rechazar el ofrecimiento de esta organización de enviar un barco para un monitoreo de Galápagos. “Pueden participar, pero no se pueden infiltrar en las instituciones para adquirir poder y querer someter”, dijo.

Mientras tanto, en las afueras de la Embajada de China en Quito y en los exteriores del Gobierno zonal de Guayaquil, activistas exigieron frenar a los buques pesqueros cerca de Galápagos, a los que acusaron de prácticas depredatorias y de contaminación. María Gracia González, del colectivo Pacífico Libre, dijo que esas embarcaciones incurren en pesca ilegal de especies protegidas, como delfines y tiburones. “Sentimos que el Gobierno no ha hecho lo suficiente”, dijo.